Blog 
LLOVIENDO PIEDRAS
RSS - Blog de LLOVIENDO  PIEDRAS

Sobre este blog de Cultura

www.lloviendopiedras.com


Archivo

  • 18
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hermano (Hombre lobo)

     Dime hermano ¿Qué mataremos esta noche? ¿Quién suplicará? ¿Será por ti o por mí? Le abriré las entrañas y no dejaré que entré el aire, no dejaré que sueñe con cometas ni que confunda el rojo sangre con el vuelo de la esperanza en las tardes adolescentes. Cuando le coma el hígado debe sentir como Prometeo encadenado, debe sentir el vacío de su vida y todo el tiempo perdido por mantener esa pose, ese creer en algo más, en esa mujer que le iba a salvar. Quiero que cuando le muerdas el cuerpo, cuando sorbas su sangre caliente —escupida por su corazón solo— pienses en los días que no ha tenido, en los sueños que no tendrá y en toda esa basura que le metieron en la cabeza. En todos esos cuentos de vieja, en ese silencio en la noche, en esos pasos solitarios y en esos deseos insatisfechos uno y otro día, todos los días.
    Ni tan siquiera el mar nos escucha, recuerda aquel beso y el viento, recuerda el amor y las noches en vela. Acuérdate de sus palabras y del ruido de su silencio.
    Descubre ahora en sus caras de terror el miedo que te habían regalado, las mentiras que te contaron y todas las maldades a que te sometieron. Siente al desgarrar su carne, al triturar sus huesos, como se escapa la vida... y como llega la paz.

    Acrílico sobre tabla: Santiago Lara

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook