Blog 
LLOVIENDO PIEDRAS
RSS - Blog de LLOVIENDO  PIEDRAS

Sobre este blog de Cultura

www.lloviendopiedras.com


Archivo

  • 22
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nocaut

     "Omnes homine nature studere libertati et odisse condicionem servitutis"

    Cuando el príncipe desconocido grita a las estrellas, desde el fondo del calabozo, ¡vincerò! está a punto de ser decapitado. El hombre vive gracias a la esperanza, sería imposible vivir pensando en la muerte y la destrucción. Por eso se crearon los dioses, para alimentar nuestras

    esperanzas en una vida mejor. La necesitamos tanto que nos tragamos las distintas mentiras que a lo largo de la historia fue inventando la casta sacerdotal creando una hermenéutica del disparate. Ahora que Dios ha muerto (Nietzsche dixit) y sólo nos espera la muerte, el horizonte se limita a la puta realidad, y cuando te golpean una y otra vez, cuando ya no ves porque tienes los ojos llenos de tu sangre, y cuando ni tan siquiera la rabia te sirve para levantarte del suelo, estás nocaut.

                           

    ¡Que nadie duerma! ¡Que nadie duerma!

    ¡También tú, oh Princesa,

    en tu fría habitación

    miras las estrellas

    que tiemblan de amor y de esperanza...!

    ¡Mas, mi misterio está encerrado en mí!,

    ¡Mi nombre nadie lo sabrá! No, no

    Sobre tu boca lo diré

    Sólo cuando la luz brille

    Cuando la luz brille

    ¡No, no, sobre tu boca lo diré!

    ¡Y mi beso fulminará el silencio

    que te hace mía!

    ¡Disípate, oh noche! ¡Tramontad, estrellas! ¡Tramontad, estrellas!

    ¡Al alba, venceré!

    ¡venceré! ¡venceré!

    http://www.lloviendopiedras.com/2010/11/nocaut.html

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook