Blog 
LLOVIENDO PIEDRAS
RSS - Blog de LLOVIENDO  PIEDRAS

Sobre este blog de Cultura

www.lloviendopiedras.com


Archivo

  • 24
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Schiele

    Los soldaditos de plomo se habían marchado al frente, iban agitando las banderas sin saber que se iban para no volver, que se iban a la carnicería de Verdún donde murieron 250.000 hombres o a la del Somme donde cayeron destrozados un millón de cuerpos. Pensaban que iban a luchar contra Napoleón y se encontraron con las alambradas y el interminable fuego de las ametralladoras y las atronadoras explosiones de los obuses, así murieron como ratas entre el barro y la sangre de los compañeros, fueron los hijos del capitalismo, de un racionalismo salvaje de libras y marcos; el monstruo del nacionalismo no tuvo bastante con sangrar a los negritos del África así que los lobos pelearon a dentelladas entre ellos, devorando a sus propios hijos. Las ciudades pintadas por Grosz y los hombres y las mujeres de Schiele son el reflejo de un mundo del que Mahler acaba de partir y por el que aún camina tambaleándose Kafka, las personas son poco más que siluetas sobre los muros de las fábricas, que sombras en las galerías de las minas, seis días a la semana, doce horas al día, la vida es el purgatorio donde hay que penar, deambulan por ciudades llenas de nuevas maquinas y colmenas de acero y cristal, tomadas por el humo de las chimeneas, tan solo la mañana del domingo les dirán bonitas mentiras en sus iglesias llenas de cruces, antes de que se emborrachen como posesos para poder olvidar su vida, antes de que vuelvan a sus guaridas para follar a sus mujeres, antes de que peguen a sus hijos, antes de que atraviesen el infierno de la Gran Guerra, de donde, de sus cenizas, surgirá el hombre nuevo (el Führer) que nos enseñara, como el flautista de Hamelín, el camino hacia el fin del mundo. Todos estos hombres y mujeres, que viven en la soledad, en la alineación, como animales huyendo desesperados del fuego, son los que pinta Schiele.

     

    http://www.lloviendopiedras.com/2010/03/shiele.html

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook