Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 17
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Anti sistema?

     

     
    Dice Pablo Iglesias, el azote de La Casta, que su gente no es anti sistema, que eso queda para los que privatizan hospitales y cierran escuelas...Tal vez tenga un punto de razón. O un puntazo... 
    En realidad son anti sistema los que atacan la casa común desde afuera, y los que, desde adentro, utilizan sus dependencias y mobiliario sin respetar las normas de uso acordadas por la comunidad de propietarios o, mejor dicho, contraviniendo esa normativa de forma flagrante...Lo son esos jóvenes, desaforados de casi todo, que encuentran en la subversión y en la transgresión las únicas salidas a la inanición y al estancamiento a  los que los someten este tiempo y sus intérpretes. Y los son también muchos de los que peinan honorables canas, visten con convencional elegancia, o con elegante informalidad, y se sientan en sillas desde las que pilotan el sistema...
    Por ejemplo, el ministro Gallardon, al que la actualidad no se resiste a dar reposo... Hace nada tuvo que poner la cara para llevar las hostias de la ley del aborto. Ahora le toca ser el notario de un reino en mudanzas, con el trajín que eso lleva. Y, entre tanto, indultar al hijo de un concejal del PP, un guardia civil condenado por ejercer de palmero en la agresión sexual que perpetró un colega, no vaya a perder la plaza en la Benemérita el angelito... 
    Y por si fuera poco todo este trajín, al circo de Gallardon le crecen los enanos: un hijo suyo, se la pega con el coche contra otro, en una noche de copas, y en vez de salir con los papales, sale por peteneras -puro estilo PP, versión aguirriana- y se las pira a esconderse entre las faldas de su papito, que le acoge, le encubre y por si acaso publica al día siguiente un comunicado negando lo que, desgraciadamente para él, ya ha salido en los papeles y han visto demasiadas personas...
    El cronista ocasional que escribe este billete lleva tiempo en modo off de pasiones políticas, por lo que de los cantos de Podemos prefiere la música a la letra, que encuentra indigestible en determinados puntos y párrafos, pero, en cualquier caso, opina y sostiene que estos otros ciudadanos, enrocados en cargos de poder, que se creen y actúan por encima del sistema, pisoteando sus normas, son más nocivos para el mismo que los chavales que aprovechan para destrozar el mobiliario urbano en las manifestaciones por cualquier causa. 
    Sería justo y necesario acabar con ambas prácticas a la vez. Si no, entre todos, acabarán con el sistema...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook