Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 31
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Asturias y el cuervo de "Nunca más"

     

     

    Hoy a los asturianos se nos va, indefectiblemente, la vista hacia el futuro: hacia ese 25 de marzo, en el que tenemos que repetir el ejercicio de votar. Se conoce que no lo hemos hecho bien, en su momento, y debemos repetir la prueba. Otro lapsus más, en cualquier caso, de tiempo detenido en el camino hacia la salida del túnel: otra campaña electoral, otros comicios, otros resultados, otro gobierno, otra junta general…
    A los humanos no nos ha sido dado ver, a través del tiempo, hacia delante. Mal podemos, por tanto, en nuestra tierra, vislumbrar un futuro tan complejo. Pero podemos ver hacia atrás: mirar lo que ya pasó, mejor o peor conservado en los almacenes del recuerdo; o el reflejo de ello, en las hemerotecas y en los textos de Historia. Y no me reconforta lo que veo.
    Para mirar hacia delante, no hay más que la imaginación o los pronósticos, que habitan demasiado cerca de lo incierto. Aunque también tenemos la literatura, que es amena compañía en estos días de frío porfiado y humedad inmisericorde.
    No sé porque me viene a la memoria aquel cuervo, aquel “feo, siniestro, flaco y agorero pájaro de ébano” encerrado en un poema de los que ponen lastre al ánimo y enflaquecen la esperanza, compuesto hace muchos años por un autor cuya firma tiene una remota similitud con la del modesto cronista que emborrona este billete. Tal vez sea porque parece que una “noche plutónica” se cierne sobre Asturias. No quiero ni pensar en la respuesta que daría el fatídico pajarraco si se le preguntara cuándo tendrá Asturias un gobernante digno de su cetro; cuándo el sol del progreso y la abundancia, aparecerá por nuestro oriente; cuándo, definitivamente, se marcharán, por poniente, la confusión y la deslealtad.   

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook