Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 02
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    Bandidos y Rateros

    Siempre ha habido, y siempre habrá, gentes que caminen al margen de la ley, y que ocasionalmente hagan excursiones al lado oscuro para pillar lo del vecino, o lo de la vecindad... Eso forma parte de la naturaleza humana, es un peaje que el común de los mortales paga por aquello del libre albedrío del individuo.
    Ahora bien, lo que no hay sociedad humana que pueda soportar, son las bandas organizadas que se dedican al pillaje a gran escala. Contra eso siempre han reaccionado todos los pueblos, en todas las épocas, pues es absolutamente necesario defenderse del poso que la impunidad de ese tipo de delitos deja en la ciudadanía; de esa sensación de que Fulanito y su banda pueden con la ley y con sus representantes. Por eso se tomaron, tantas veces, medidas radicales de tipo legal, endureciendo las penas hasta el máximo, y de tipo operativo, creando cuerpos armados especiales, como la Guardia Civil o los Rangers de Texas, por poner un ejemplo próximo y otro, lejano. Lo cierto es que con lo uno y con lo otro, y el devenir del tiempo, las serranías de la empobrecida Andalucía, y las llanuras de la pujante America, se fueron, poco a poco, viendo libres de bandidos.
    Sin embargo el tiempo corre y muda el mundo... Hoy, en España, se difunden las crónicas de un nuevo asalto de Rato, el insaciable, a la diligencia de las arcas públicas; y esas crónicas, sumadas a tantas otras de tantos insaciables vestidos de honorables, están creando en el fondo de la vasija del humor del pueblo ese poso de que no podemos con ellos porque son los que tienen la sartén cogida por el mango... Se trata de uno de tantos asaltos de este hombre que nació y vivió rico y respetado, y seguramente se morirá simplemente rico. Mucho más rico, probablemente, pues tal parece que aquí y ahora de los tres elementos que acaban con los malos, el palo, la ley y el tiempo, solo funciona el tiempo...

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook