Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 16
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    De fútbol, claro...

     

     
    En un muy significativo porcentaje de las conversaciones que se sostienen estos días, en todas las tertulias del reino, al amor de estas calurosas postrimerías de la siempre hermosa primavera, está el fútbol como entrante, plato principal y postre. Viene a ser el menú del día, que durará semanas...
    El fútbol tiene una expresión cercana, con equipos próximos que juegan promociones de ascensos o descensos -que vienen a ser partidos en los que los jugadores miran hacia arriba, cargados de esperanza, o hacia abajo, cargados de canguelo-, y una expresión lejana, perdida entre las selvas brasileñas, ora en tierras abrasadas por calores tropicales, ora en apartados micro climas de fríos impensables desde estas latitudes.
    Lo cercano, lo que se juega y se cuece en las Asturias de España, sabe a cierta poquedad... El Sporting dejó ayer aparcada su promesa de volver, y el Oviedo hace tiempo que perdió la memoria y no encuentra el camino de regreso hacia una zona medianamente soleada, sigue en la sombra de una  competición menor, impropia para su tamaño y su historia, cada año más historia... El Sporting deberá enjugar sus crecidas deudas con los escasos ingresos que se prevén en la llamada categoría de plata del fútbol español, que hay quien sostiene que será su tumba.... Categoría que, sin embargo, es El Dorado a ojos del pobre Oviedin, que se ve incapaz de acercarse a ella, un año sí y el otro también, y ahora, con unos mandados sentados en sus órganos de poder, y con el poder real tan ausente, tan silente y tan lejano, que ha tenido a bien desplazar a un propio, a un vicario que parece no haber aprendido aún la liturgia con que en estas tierras se celebra este oficio, aunque todo el clero local lo trata con la veneración que se dispensa a un cardenal. El vicario está a los mandos de la nave azul y quita y otorga potestades, pero no acierta a encontrar entrenador ni jugadores para el enésimo proyectó de volver...
    De lo lejano del Brasil, mísero y opulento en proporciones indecentes, nos ha llegado un viento gélido que nos ha helado la ilusión y casi finiquitado al esperanza. España sucumbió, y de qué manera, ante la armada holandesa, que otrora nos viera alzarnos victoriosos. Es el ir y venir del gran péndulo de la vida que mueve el mundo, que esta vez parece que nos ha reservado billete para la vuelta mucho antes de lo que el buen pueblo español pensaba y deseaba. Ahora anda la gente cortandose las venas porque el Marqués no llevo a fulano y a mengano, que hubieran dado más juego que los que están allí, y sancionando ciclos, y enterrando etapas, y demoliendo ídolos, pero esperando, por debajo de esas palabras de enojo y descalificación de todos, que esos a quienes imputa tantos errores y carencias puedan aún alegrarnos la vida...
    Si. La gente habla de fútbol en Asturias... que estrena dos hospitales en la zona central, y los que tienen que trabajar en ellos aconsejan a vecinos y conocidos que Dios les cuide la salud este verano... que ve a su príncipe ascender a la dignidad de rey, en medio de una inquietante división de opiniones... que ha visto tantos y tantos recortes para amortizar la deuda del Estado, y ahora, al observar cómo otras Comunidades Autónomas han pasado el trago sin despeinarse, a juzgar por su nivel de endeudamiento, se pregunta si el cinturón era para todos o solamente para unos cuantos... 
    La gente habla de fútbol, y discute, y da y quita razones, según su gusto y entender, mientras sigue viendo a sus hijos, y a sus amigos y compañeros, y a los chavales del barrio, como siguen mirando al futuro, cada vez con mas certeza de que no van a encontrar un trabajo en el que no les exploten y les tomen el pelo...
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook