Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 24
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    Del Catalonexit al Brexit

    Siempre he sostenido que viajando, observando, leyendo y escuchando, se pueden entender cosas que, de otro modo, enrocados en terruños o ideales, se nos escapan por los escurrideros del prejuicio y la ortodoxia. Así, se puede llegar a entender porqué en Cataluña muchos ciudadanos, que últimamente han visto ensombrecerse su presente y temen por el futuro de los suyos, prestan oídos a quienes proclaman que el enemigo está en Madrid. El hombre, a lo largo de su historia en el planeta, siempre ha tendido a levantar la vista cuando un problema le muerde en sus miedos, y siempre ha mirado al castillo del conde, o al palacio del rey, o al cielo, para pedir ayuda o maldecir, según el momento... Forma parte de la condición humana y, por mucho que haya corrido el tiempo, aún no nos hemos librado de la misma... Y siempre ha habido, y habrá, altos y bajos recintos en los que hombres astutos se entrenan para pastorear a los rebaños asustados y llevarlos al redil de quien les paga.

    También se puede entender que millones de británicos empobrecidos, y otros tantos con mucho miedo a terminar en ese estado, escuchen los cantos de sirena que les dicen que el enemigo está en Alemania y sus embajadores son los inmigrantes que les quitan el trabajo a sus hijos y a ellos, el turno en el consultorio médico... Ellos también prefieren mirar lejos para adivinar la silueta del lobo que les quiere comer sus ovejas, identificando como tal a cualquier bulto que se mueve en la colina...

    Para entender a un hombre del común basta con visitarlo en su casa y escuchar lo que cuenta, habiendo dejado antes los apriorismos a la entrada... Otra cosa es entender a los hombres que manejan el mundo, a los gobernantes, a quienes aspiran a serlo, y a los que mueven sus bocas y sus brazos tirando de los hilos invisibles que les ponen en cuanto les dan un cargo... Eso sí que está lejos de las capacidades de este pobre cronista ocasional. No le entra en la cabeza que se someta a la decisión del pueblo llano cuestiones que están demasiado cerca de sus vísceras y demasiado lejos de su cabeza. Eso no es democracia; es otra cosa. El pueblo debe votar a quienes van a pilotar la nave de su patria y disponer de medios fiables para el conocimiento de la acción de ese gobierno, pudiendo, llegado el caso, relevarles de la confianza otorgada... De ahí a pedirles que marquen la ruta de navegación en referéndum va un abismo.

    En fin, Europa anda en la algarada que precede al contubernio. El poderoso Reino Unido ha prestado oído a su ciudadanía y ha dicho adiós a Europa. Una ciudadanía que llevaba muchos años demandando de su gobierno otras cosas mucho más sencillas y asequibles, sin ningún éxito... Es como una familia en la que uno de los niños pide unos patines, el otro, una bicicleta y la niña, una casita de muñecas; y los padres, después de hacerse varios años de rogar, les convocan urgentemente para que decidan si compran un piso en el centro o alquilan una casa en las afueras...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook