Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 29
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Desafecciones mutuas

     

    Se va 2012 por los escurrideros del tiempo y empezaremos el siguiente trozo de la tarta que cada uno de nosotros tiene preparada, a nuestro nombre, en la gran despensa del destino. Para unos, será uno de los muchos que les quedan; para otros ¡ay! será tal vez el postrero... En cualquier caso el sabor de la tarta va amargando... Ningún comensal podrá negar el sabor de la desafección en el trozo ya casi consumido, y nadie espera encontrar otro distinto en el que viene.
    Corren ciertamente tempos desafectos en el solar en el que el destino nos hizo plantar tienda. Se percibe demasiada malquerencia en muchas parejas de largos hechos y antiguos derechos, como la que se evidencia, en inquietante in crescendo, entre España y Cataluña, y la no menos cierta, aunque ahora más latente, entre España y el País Vasco. En toda pareja la desafección de uno por el otro trae vientos fríos de distanciamiento y desconfianza que desestabilizan el compromiso de futuro; pero cuando la desafección es mutua, los vientos son tempestades y el distanciamiento se convierte en amenaza de ruptura en un presente próximo. La desafección de una parte puede corregirse o subsanarse a base de la perseverancia y el afecto de la otra; pero cuando es mutua, no suelen encontrarse puentes que salven la distancia del recelo. Mal sabor, pues, y mal pronóstico; mal termina el año...
    Antes, en aquel tiempo lejano en el que la historia cuenta que la vida era un valor que cotizaba poco, la inquina era entre las dos Españas, ésas que helaban el corazón de sus hijos, ésas que no tenían impulso de nación más que para morir o bostezar, según nos dejó escrito tan magistralmente aquel poeta... Era entre la España de los patronos y la de los obreros, entre la España de arriba y la de abajo...
    ... Pero el gran péndulo de la vida pasó muchas veces por esta zona del mundo y trajo tiempos de progreso e igualdad, a lo que contribuyó la cordura y el trabajo de la ciudadanía y la alineación de determinados luceros que alumbraron el largo camino de las libertades. Ahora, que los de abajo ya viven en pisos a los que entra el aire y tienen calefacción central, y no salen a la calle a matar guardias porque muchos de ellos son guardias y viven todos en un estado de derecho... Ahora, que la juventud más tierna creía que la vida era plana y el mundo, pequeño y al alcance de su interés por conocerlo... Ahora resulta que la aversión va a ser entre la gente de Murcia contra la de Gerona, o la de Salamanca contra la de Bilbao. Extraña mudanza en esta inquina patria. Sospechoso viraje en la desafección en este tiempo que amenaza cambio para muchísimo peor. Un cambio, en cualquier caso, precedido y propiciado por la mengua de los dineros para gastar y malgastar por parte de unas administraciones que han llevado al país a la bancarrota, independientemente del color de sus gobiernos o de si estaban en Madrid o en las provincias, también llamadas naciones periféricas.... Un cambio que sigue a una batalla política y financiera por el poder de decidir sobre el gasto... entre quienes tan mal han decidido en un pasado próximo y reciente, al alcance de la memoria más dañada.
    ¿Quién soplará sobre la llama de esta desafección desde ambas partes?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook