Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 02
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El magistrado se apea del caballo

     

     
    El comentario que hoy dejo en este billete es sobre el Magistrado López, que ha sido detenido, tras una noche de algún exceso, por cometer un par de infracciones de tráfico y dar una tasa de alcoholemia en torno al 1.
    He seguido la noticia en varios medios y me he detenido en los comentarios de los lectores, a sabiendas de que esto, en ocasiones, puede resultar peligroso para el sosiego. Pero se puede utilizar a modo de termómetro para medir la temperatura del cuerpo social y, aunque soy conocedor de la infección existente, me gusta baremarla en estos casos... La cosa está que arde.
    La peña disfruta haciendo críticas sangrientas a los VIP cuando descienden al mundanal barro. Forma parte de la naturaleza humana.Tengo un amigo, al que quiero como tal y respeto y considero como profesional competente y ciudadano cabal y comprometido, al que llevó diez segundos colocar a este señor en el cajetín de los "pijos en ejercicio", debido fundamentalmente a su atuendo y a la parte de su currículum que ha trascendido, y verter algunos juicios de valor contundentes sobre el suceso. No quise recordarle que, él y yo, bien podríamos habernos visto en alguna situación comprometida de parecida índole, en alguna medida, si la fortuna nos hubiese dado la espalda, en más de una ocasión... Claro que no éramos magistrados del TC, pero ejercíamos muy nobles profesiones y no creíamos desmerecerlas en absoluto por divertirnos un sábado por la noche, lejos del trabajo y de sus obligaciones...
    En fin, comprendo las críticas que cuelgan en las páginas libres personas con conceptos de la libertad seguramente revisables, con escasa formación y autocontrol bajo mínimos, y en probable situación de alguna urgencia, pero entiendo que dispensar un poco de compasión al penitente, cuando acepta las consecuencias de sus actos y anuncia su dimisión, no desmerece a nadie...
    Esta sociedad debería distinguir de lo que se hace mientras se desempeña la función u oficio, de lo que se hace cuando se está en el tiempo libre. Todos tenemos vida más allá del trabajo. 
    Es tan censurable la actitud de esos individuos que en su tiempo de ocio quieren disponer de las prebendas de su cargo oficial, como la de quienes quieren aumentar la cuenta que una persona tenga que pagar como ciudadano con añadidos por su profesión. Eso debe quedar en los códigos de la profesión y del profesional. Si el juez cumple las sanciones que se deriven de la denuncia y dimite de motu propio, poco más que decir. Adiós.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook