Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 02
    Agosto
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    Grecia, Gonzalez Pons y la fe ciega

    La democracia viene a ser un sistema de organización de la sociedad en el que una parte de la ciudadanía aspira a tener cierto protagonismo en la elección de los gobernantes que han de administrarla. Podría aceptarse que fueron los griegos, hace ya algunos miles de años, quienes pusieron en funcionamiento esta hermosa concepción de participación de muchos en los asuntos de todos... Sin embargo los griegos, en aquel entonces, eran una especie de federación de pueblos que alternaban las guerras intestinas con las guerras exteriores; y es bien sabido que en todas las guerras, en realidad, se solventan y dilucidan intereses de muy pocos a costa de las vidas de muchos, que nada tienen que ganar en las matanzas...
    Nada nuevo, en cualquier caso, en los dibujos que los humanos hemos venido haciendo, a la largo de la historia, sobre la piel del planeta en el que alguna fuerza misteriosa nos colocó en los umbrales del tiempo antiguo. Siempre hemos sido así: preferimos mil veces luchar contra enemigos, próximos o lejanos, a enfrentarnos a la parte del yo que no nos gusta y tener que lidiar con la voz de nuestra propia conciencia. Siempre hemos preferido buscar el valor en compañía; nunca hemos sabido ser valientes en la intimidad del pensamiento y poner a las cosas el nombre que la razón, nuestra razón, nos dice...
    A los griegos de ahora, los euro parlamentarios conservadores les pusieron de vuelta y media el otro día, en el "neo Partenon" de Estrasburgo. Sus representantes recibieron una andanada de preguntas, reflexiones y reproches, que helaron la sonrisa en la cara del carismático Tsipras. Casi ni se oyeron las voces de apoyo de las formaciones amigas de Syryza... Parece que pintan bastos para Grecia y que el pulso que aquellos soñadores sonrientes les echaron a los sesudos y adustos ejecutivos de la Troika, lo ganaron estos últimos sin demasiado esfuerzo. Aquí, en España, nos quedamos mudos oyendo a Gonzalez Pons interpelar tan duramente a un icono derrotado, y percibimos claramente el alivio de los partidos bautizados como casta, por aquellos que un día soñaron con poder, al ver que las aguas volvían a ser navegables para ellos. Sabían que tenia que acabar pasando, pero ya les parecía que tardaba demasiado... Por eso mandaron a Gonzalez Pons a recrearse y a meter el dedo de apuntar en el ojo cuya mirada asustó a tantos. Le mandaron a cobrar la factura del miedo, y la cobró...
    La democracia es un sistema que permite viajar a muchos hacia el poder, pero no todos viajan de la misma forma. Hay diferentes clases, distintos trayectos... En la antigua Grecia, en la moderna Europa y en la gran America, en la que los grandes grupos de poder financian indistintamente, a groso modo y sin gran preocupación por parte de la ciudadanía, al Partido Demócrata y al Partido Republicano, incluso en campañas en las que uno de los dos se posiciona y defiende posturas absolutamente contrarias a los intereses de quien paga...
    Aquí, sin embargo, se nos atraganta la idea misma de financiación privada de los partidos políticos y cuando se descubre alguna evidencia de irregularidad nos rasgamos las vestiduras y sentimos temblar las estructuras... No podemos entender las conexiones entre dinero y poder, y cuando nos las enseñan en la tele, venga a cubrirnos los pelos de ceniza... Y como de todo esto, y mucho más, pasa y pasa mucho, pues vivimos en un continuo sin vivir... Tampoco entendemos, por cierto, que Gonzalez Pons interpele tan duramente a quien pide porque no puede pagar, y no pregunte nada al que presta a quien sabe que no va a poder devolverle lo prestado, cuando él mismo debe mucho a otros, y así aumentará su deuda y terminará siendo a su vez interpelado...
    En realidad no entendemos muchas cosas que pasan y además no nos gustan nada, pero queremos seguir pensando que los conceptos de democracia, justicia, igualdad y solidaridad definen nuestro sistema de convivencia, que aunque imperfecto es el mejor de los posibles... Y que la corrupción de tantos políticos, y la torpeza y la impostura de tantos más, viene a ser como el peaje de la ruta más segura. Ojalá nos dure la fe y agosto nos sea clemente.

     

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook