Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 09
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La factura del Ébola

     Este país se está cayendo a la vez por dos abismos, lo cual da la vuelta al concepto de tragedia, y es para descojonarse de la risa que precede a la locura... 

    A uno de los abismos lo empuja una clase dirigente (política, sindical, empresarial, financiera, funcionarial,etc.) que presenta unos niveles de corruptibilidad insostenibles con la democracia. 
    Al otro, que está al lado del primero y es todavía más grande, lo empuja la inoperancia de sus servicios, la estupidez de sus encargados y la ignorancia de sus responsables, que condena al fracaso el trabajo de los profesionales, cada vez más desmotivados...
     
    ¿Alguien puede decirme quién actuó con eficiencia razonable en este culebrón del Ébola?... La ministra que dejó entrar el virus resulta patética, da dolor mirarla, da miedo pensar que pueda tomar alguna decisión, salvo la de quedarse en casa... Su amplio equipo de asesores... en fin, bien podrían prescindir de la palabra, pues para decir "sí bwana", vale con inclinar la testa... El Consejero acusador de la víctima, que presume de ser médico vulnera groseramente el primer mandamiento del oficio: "no dañar al enfermo, ni en su cuerpo ni en su espíritu". Impresentable. El Sistema de Salud, los avisos, las alertas, los protocolos, la primera atención, el traslado, las primeras valoraciones, las segundas mentiras, las terceras mentiras... Y la información: cómo y dónde se está dando y por quién... Por favor, paren que que me apeo...
     
    Vaya por delante que el asunto impresiona como gravísimo, y que lo primero es preservar la salud de la población, pero cuando se salga de este inquietante jardín (ojalá que sea pronto y sin víctimas, aunque lo dudo...) en el que una decisión equivocada del gobierno metió a todo el país, y posiblemente al continente... ¿A cuánto ascenderá la factura? ¿Y quién, o quiénes, echarán mano de la cartera para pagar la cuenta?...
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook