Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 27
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    La libertad en burkini

    Tal parece que el Consejo de Estado de Francia ha puesto algunos puntos sobre las íes del concepto de la prenda playera catapultada a la fama este verano que ya languidece. Hay que respetar la libertad de la mujer (¿sometida?...) de vestir como quiera (o le impongan?...).
    Claro. En realidad la libertad (también) es una cuestión de marca... y las marcas, ya se sabe, no gustan de rigideces en los mercados; se prefieren ámbitos de relax, porque la sonrisa de permitir vende mucho más que el gesto agrio de prohibir.
    Por eso, quizás, la superioridad (inteligente) de La France ha corregido a sus mandos intermedios (más impulsivos) y les ha llamado al orden de la permisividad y del buen rollo con los integrismos que, por otra parte, tan mosca tienen a muchos de sus ciudadanos. En algunas ocasiones, hacer política de altura viene a ser como confeccionar la alineación de la Selección Nacional de fútbol: hay que sorprender argumentando bonito; si no, la gente va a pensar que para político (o seleccionador) vale cualquiera...
    Ironías aparte, este cronista ocasional confiesa estar desorientado en estos (y tantos otros) asuntos que últimamente dividen a la opinión pública. Nunca he sido amigo de los edictos de "ordeno, mando y prohibo", siempre se me ha escapado la voluntad y el criterio por las suaves pendientes de la tolerancia. Pero... uno ya va teniendo la mejilla del entendimiento fatigada de recibir bofetones a la razón y a la cordura. La grandeza de la democracia es defender la libertad de quien quiere acabar con ella... Cierto... Es una hermosa idea, pero si al final los integristas, los radicales, los anti sistema, acaban con la seguridad de muchos, acabarán también con la libertad de todos... Y entonces, para la reconstrucción de la muralla, sí que volverán los viejos edictos y los gestos agrios... Quizás sería conveniente ir poniendo, en ocasiones, caras serias y carteles de prohibido romper nuestro mobiliario urbano. Porque al fin y al cabo, el mobiliario es nuestro y nosotros estábamos aquí antes...

    Quizás...

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook