Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 08
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    Mentiras investidas, realidad travestida

    Nadie encontrará en estas cuatro letras volanderas una solución –ni siquiera un apunte- al grave momento por el que atraviesa el país... El cronista ocasional que las dibuja no alcanza más que a sostener una evidencia que le parece más grande que una casa y, sin embargo, parece que es obviada, o travestida, en la mensajería oficial de este reino con la corona en apuros, el gobierno en funciones y la oposición a la greña.

    Entre todos andan articulando la realidad en torno a una gran mentira, investida de verdad absoluta, de la que pretenden hacer punto de partida de toda la acción política del momento... Me refiero a ese axioma de que la fragmentación política que hace al país ingobernable es la sacrosanta voluntad del pueblo y a eso hay que atenerse...; que convocar nuevas elecciones sería una afrenta a la ciudadanía puesto que ya ha hablado una vez...; y que los partidos tienen la obligación de negociar entre ellos y alcanzar un acuerdo, aunque sea prostituyendo sus programas, en mayor o menor parte, por un plato de lentejas de poder;...

    Esta argumentación en estos tres niveles está, siempre al juicio revisable del cronista, pintada del color de la mentira en los tres, aunque de intensidad diferente en uno u otro. Lo más incierto de todo es que esta fragmentación del voto sea voluntad de los votantes: será el resultado, que no la voluntad, pues cada votante hubiera querido que muchos más hubieran coincidido con él en su elección. También se ve como mentira el segundo bloque o nivel, pues no habría tal afrenta al pueblo en una nueva convocatoria: habría, en todo caso o en caso extremo, una constatación de que existe un electorado difícil de gobernar; pero si lo que tenemos ahora no puede ser, y además es imposible, habrá que buscar la forma de cambiarlo. El nivel teñido de mentira de más baja intensidad, pues también se intuyen en él ciertos tonos de verdad, es el tercero, en el que figura que los partidos que han obtenido representación parlamentaria tienen la obligación moral y política de alcanzar acuerdos que permitan la gobernanza del país. Deben esforzarse en el acuerdo, cierto, pero no prostituirse por el poder. Y debieran ¡ay! haber tenido mayor alcance de miras en la campaña electoral y conceder menos cuartel a la demagogia y a las bajas pasiones del electorado. Pero eso es harina de otro costal...  

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook