Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 27
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    Oviedo, el alcalde y las protestas

    En un régimen de libertades consolidadas, la ciudadanía puede mostrar públicamente su gusto o su disgusto hacia cualquier evento. En un régimen de fuerza, no; porque la autoridad suele actuar con violencia hacia la gente... Pero, en este tiempo en el que se retuerce la historia y la razón, la violencia no es patrimonio del poder; también hay ciudadanos organizados que ejercen violencia contra el poder establecido y emanado de las urnas...

    Es perfectamente entendible que haya personas en Oviedo a las que los famosísimos Premios Príncipe, ahora Princesa, ya les cansen un poco; y hasta otros, a los que directamente les reviente tanta parafernalia... Y podrán expresar ese disgusto, lógicamente, con el mismo derecho que los que quieran aplaudir a rabiar a los premiados, a los que premian, a sus entornos y a toda esa gente guapa que pasea Vetusta por alfombras... Pero no de cualquier forma. No vale todo en democracia. No sirve la misma herramienta para protestar por un desahucio, por el cierre de una fábrica en buen funcionamiento, por una ley que sangra al ciudadano, que para hacerlo por los referidos Premios...  No es lo mismo. Hay que distinguir. No se puede contaminar con la pintura del rechazo y de la burla a unas personas que hace años que han obtenido la estima y el respeto de la comunidad internacional. No se puede ser tan provinciano, en el peor sentido de la palabra dicho. No se puede enseñar la oreja de esa forma. No se puede ser tan miope como para no ver más allá de la puerta de tu casa.  

    Quienes asaltaron el consistorio y después protestaron ante los que recibieron y otorgaron los premios, soliviantando a buena parte de la ciudad de Oviedo, pueden argumentar en ámbitos de poder de ese mismo ayuntamiento, pues tienen presencia destacada en sus órganos de gobierno. Pueden promover reformas, anular subvenciones, proponer otras maneras de impulsar la cultura; pueden trabajar en política y pueden gestionar mejor... Lo que no pueden es tirarse al monte y hacer demagogia con los que no conciben otra forma de participación en política que la algarada, el asalto y el dislate. Quien quiera tocar las campanas no debe meterse a costalero; lo sabe todo el mundo... Salvo quizás el alcalde de Oviedo que tiene a demasiados campaneros en el equipo que tiene que arrimar el hombro a la gestión y al gobierno de la ciudad y del municipio.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook