Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 02
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Suspensos en el camino

     

    Pues sí, Asturias va a tener que pasar nuevamente por las urnas. Como los malos estudiantes que vaguean, suspenden y tienen que volver a examinarse otra vez de lo mismo. Además, acudirá al examen en solitario: es la única de la clase que tiene que repetir la asignatura.
    Un suspenso viene a ser una parada en el progreso, un quiebro en la autoestima, un bajón de moral, un sobrecoste de digestión difícil. Engorroso siempre para un particular; terrible, para un pueblo.  
    ¿Por qué habrá suspendido Asturias en Comicios? Tal vez haya hecho muy mal el ejercicio; tal vez no ha votado bien; tal vez se ha equivocado al elegir, al dar confianza. O quizás el examen fue demasiado torcido, enrevesado; tal vez las opciones posibles estaban planteadas de forma maliciosa…
    En cualquier caso ¿quién va a ser capaz de señalar en qué se equivocó un pueblo a la hora de expresar su voluntad? Y sobre todo ¿cómo se evitará errar de nuevo en el siguiente examen?...
    La democracia no es una única estación final en el camino de un pueblo hacia la libertad. Hay muchas estaciones más allá de la primera, a la que todos llegan con tanto alborozo, creyendo, muchos, que ya ha finalizado el viaje. Pero el camino es largo; y tal vez no haya final, o nadie haya llegado todavía. De cualquier forma, nosotros debemos seguir caminando porque aún nos queda mucho…
    El dedo de la voluntad popular debe ser quien designe a gobernantes y legisladores. Siempre. Pero hay que tener bien presente que ese dedo puede ser interesada y fraudulentamente dirigido; para poder establecer barreras a ese fraude. Barreras que solo se podrán establecer desde el Gobierno y desde el Congreso: por eso los que ostentan los poderes que emanan de esas instituciones deben caminar bien pegados a la sociedad de la que salen: unos pasos por delante, para prevenir y unos pasos por detrás, para corregir. Ni muy lejos ni demasiado cerca.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook