Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 18
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea


    SOCIEDAD
    Oviedo

    ¿Tú quoque, Cristina?

    Cristina Cifuentes ocupa y disfruta, en el imaginario colectivo de este país aún conocido como España, una hornacina desde la que muchos piensan que bien pudiera ascender a otras más altas en el gran muro de la política patria; naturalmente siempre en la zona que le es propia al ideario del Partido Popular, en el que ella ha procurado labrarse una imagen de cierta modernidad, de cierta coherencia, de cierta honradez...
    Ahora, la mujer, anda en conflicto con el eco de sus propias palabras pues en el acaloramiento de un rifirrafe parlamentario llegó a decir que "con los impuestos de los madrileños se pagaban los servicios básicos de los andaluces", lo cual ciertamente extraña, y mucho, oírlo de su boca, pues cosas muy parecidas se han oído demasiadas veces de las bocas de políticos que ocupan hornacinas en zonas muy alejadas ideológicamente de las que muestran, orgullosas, la silueta de la gaviota... Hay mensajes con etiqueta de origen en un ala del espectro político que chirrían mucho y cantan demasiado si se pretenden editar en el lado opuesto; por eso extraña este resbalón de una persona con el saber estar, y la experiencia, de doña Cristina. Ella, claro, ahora dice que si se la malinterpreta, que si tal y que si cual, pero lo dicho, dicho queda y ni sus oponentes, ni los aludidos, se van a quedar mudos...

    Es curioso observar cómo, por mucho que corra el tiempo en este periodo de convivencia en democracia, sigue saliendo mucho más caro llamar negro que hijo puta a un futbolista, y aludir a los temas Norte-Sur que a los de Verdad- Mentira en el Parlamento... Y es más curioso aún, al menos a ojos de este cronista ocasional, doctorado ya en tantas curiosidades, que haya gente como Cifuentes que tropiecen en piedras tan bien señalizadas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook