Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 19
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un agravio y unos cuantos dependes

     

    Mayo pasa su ecuador con restricciones de continuidad en el cielo: un día sonríe con un sol propio de agosto y al siguiente, se le ensombrece el gesto con nubes de tonalidades propias del invierno. Será la crisis que llega hasta tan alto y obliga a hacer recortes hasta al tiempo…
    Montoro, el maestro, ha reñido con gesto muy serio al alumno Cascos por haber hecho mal los deberes, y dicen que ya tiene amenazado al alumno Javier, el pobre, que aún no ha tenido tiempo ni siquiera de sentarse en su sitio, con expulsarle de la clase y poner a otros en su lugar que hagan las cuentas como es debido.
    Javier, el hombre, tan solo pide tiempo para enterarse de cómo están las cosas. Y hay a quien le parece razonable, pero hay otros que dicen que depende del tiempo que sea necesario, que pedir tiempo es como  pedir oro, y no están las arcas para ningún dispendio. “Si no sabe que no se hubiera puesto”, decía un paisano ayer a voz en grito, al caer la tarde en cierto parque, sentado en un banco, mientras otros tres le escuchaban, de pie con gesto adusto, apoyados en recios cayados de buen roble. “Coño, dejailu asentáse, rediós”, contestó alguien, desde una proximidad indefinida.
    La gente anda confusa, viviendo una situación tan llena de dependes. Hay un partido con legitimidad obtenida en las urnas… pero con una victoria cogida por los pelos, tras un recuento de votos discutido y llevado ante los jueces, que por cierto se han llevado la contraria unos a otros y decidido cosas contrapuestas. ¿Tendrá recursos, fuerza y credibilidad el gobierno que conforme este partido para administrar la sociedad en tiempos tan difíciles? Dependerá, en primerísima instancia, de si puede conseguir acuerdos firmes con socios fiables… Lo que pasa es que los socios que parecen dispuestos a apoyarle han puesto, a su vez, varios dependes para empujar el carro, unos difusos, y otros más concretos: que no haya tijeretazo en Enseñanza y Sanidad. La condición parece razonable de cara al juicio popular, sin duda, pero sensu stricto podríamos decir que depende, porque la tijera a tiempo salva muchos miembros de tener que ser amputados, y extirpa muchas causas de graves destrozos ulteriores. En cualquier caso esa condición es como poner una tijera de Damocles sobre la cabeza del futuro presidente. Dependerá por tanto de lo que aguante el hilo; un hilo que tanto tensan desde afuera…
    Y eso que en el afuera próximo también cuecen habas en el caldero de las cuentas mal hechas... ¿Amenazará también el maestro Montoro a esos alumnos, ahora sorprendidos en errores o trampas, con poner a otros en su sitio a hacer bien los números y tomar decisiones correctas? Depende… pero va a ser que no; va a ser no se atreve a tratar a poderosos territorios, centrales o de la amable periferia, como si fueran un pobre principado encajonado entre riscos casi inaccesibles y un mar, tantas veces intratable. Por eso la gente de esta tierra se cuelga, a veces, del agravio, que siempre ha sido mal sitio al que cogerse en tiempos de penuria…
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook