Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 26
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un presente de amor en el umbral del tiempo

     Yo no soy mucho de andar metiendo la nariz ni la palabra en vidas ajenas; y menos, cuando esas vidas se acaban de escapar de forma prematura y dolorosa. El respeto hay que guardarlo desde la distancia, y en determinar la dimensión de esa distancia está el saber estar...

    Pero hoy leí algo relacionado con un hecho luctuoso, reciente y muy conocido, que me emocionó y por eso lo traigo a este billete en el que apunto gestos y señales: dicen que Tito Vilanova, el entrenador del Barsa que en cuanto tocó la gloria fue irremisiblemente tocado por la parca, tuvo el gesto tremendo, impresionante, de disponer, unas horas antes de su muerte, ya con un pie en el andén de una estación que cierra y el otro, en el vagón del tren que no regresa, un regalo de despedida para su mujer, su amor, su compañera... Dicen que tuvo el valor, la entereza, y la ternura, de dejarle un regalo a la que deja, tan a su pesar y tan antes del tiempo con el que los dos creían que contaban... Dicen que le regaló un reloj para que cuente, precisamente, el tiempo, ese tiempo que les robó el destino aciago, un tiempo muerto para él, un tiempo largo, amargo y desabrido para ella, que se endulzará, en parte, al ser contado con el regalo que él le dejó en la despedida.
    No hay nada como un reloj para engarzar el sentimiento al tiempo, para enlazar un ahora a un después, teniendo el corazón colgado de aquel antes... 
    Que ese reloj, de amor puro, de miles de quilates de un cariño que supo distraer un momento al desespero para dejar un presente en la partida, le haga el tiempo liviano y llevadero a la Montse del Tito, una mujer que se despertó un día, no hace mucho, y se enteró que le robaban el futuro mientras vivía un presente de ensueño...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook