Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 24
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Vías colaterales

     Esta mañana la prensa regional nos hace recordar el triple crimen de Degaña. Parece que se va a iniciar el juicio... pero sin prisa, dentro de unos meses, o sea, dos años y medio después de aquella bestialidad que levantó un sarpullido en la piel de la sociedad asturiana. Los hechos se resumen pronto, aunque cueste mucho asimilar que hayan sido llevados a cabo por un ser humano: Una mujer divorciada de su ex marido, con el que tenía dos hijos de 6 y 11 años de edad. Ella tenía su custodia y, junto a su nueva pareja, vivía en el domicilio de sus padres, en el que también habitaba su hermano. Su ex marido recogía a los niños el fin de semana y después los devolvía a su domicilio, como tantos otros padres separados... Pero un día, el 22 de mayo de 2011, después de devolverlos, esperó a las cinco de la madrugada para asaltar a sangre y fuego el domicilio de sus suegros. Abatió la puerta con una maza y fue derecho al dormitorio de su ex, que dormía con su novio, y los acuchillo a ambos. Después fue a la habitación de los niños, parece que con la intención de llevárselos. Pero en casa había otras tres personas adultas, que naturalmente intentaron impedirlo, y las acuchilló también, consumando así una orgía de sangre y violencia irracional e inconcebible.

    Nuestro entramado legal, tan occidental, tan democrático, tan garantista... tan absolutamente ineficaz en tantas ocasiones..., va a necesitar más de dos años y medio para juzgar a este animal. Y ahora fiscal y abogados empezarán a discutir en la calificación de asesinato u homicidio, para adecuar la pena a sus intereses, y el defensor dirá que el pobre tenía miedo insuperable, que además estaba loco y que en realidad fue en defensa propia, que es lo que dicen todos los abogados de sus clientes, por mucho que rechine al sentido común y al entendimiento de la ciudadanía, que ve cómo la justicia se empantana en la inoperancia de ciertos estamentos, en los grandes intereses que la lastran y en la enorme burocracia que la asfixia...

    En cuanto a la actualidad a nivel nacional, no hay cambio sustancial, España parece seguir pendiente del mal humor de Cataluña y parece mirar temerosa al País Vasco... La gente común no se explica porqué, ahora, no es delito la sedición y porqué esa impunidad, de ahora, para el  alzamiento contra el orden constituyente, tan ensalzado y protegido otrora.

    En fin... la democracia es el camino más seguro y confortable que las naciones pueden elegir en su tránsito por la historia. Sin duda alguna. Y el de más hermosas vistas, además... En él, la Justicia viene a ser como el pavimento: si está bien, se avanza con rapidez; y si está en mal estado, la gente común se atasca... En todo caso el camino no es único, ni está siempre muy bien indicado; hay variantes, atajos y rodeos, vías colaterales, en las que el progreso es más lento y a veces imperceptible... Hace años que este cronista ocasional tiene la sensación de que vamos por una vía muy alejada del camino central, y en bastante mal estado...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook