Blog 
Mirar y ver
RSS - Blog de Manuel Cores Espiñeira

Archivo

  • 01
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La Bolsa barandilleros beatas cine y prensa

    Algunas cosas que han desaparecido o están a punto

    En este mes BME (Bolsa y Mercados Españoles), la sociedad gestora de nuestra bolsa, ha retirado la acreditación que permitía a un grupo de mayores permanecer en sus locales históricos, de la Plaza de la Lealtad, siguiendo a través de las pantallas la marcha de las cotizaciones. Como es sabido nuestra Bolsa está totalmente bancarizada,digitalizada e informatizada, y en la Plaza de la Lealtad ya no se realizan transacciones ni existen corros, es un lugar simbólico y representativo, y la presencia de estos mayores, por cierto caballeros “de aquellos que vieron nuestros abuelos”, al parecer no casa con la imagen que se espera de un lugar como ese.

    Estos señores algunos de ellos antiguos “barandilleros” – personas que se situaban en la barandilla de los antiguos corros para hacer alguna que otra operación de menudeo- aman una Bolsa con valores que ahora, al parecer, no interesan a sus actuales gestores, que han decidido anticiparse a la naturaleza para resolver un problema que no existe. Hay que esperar que también sean capaces de resolver los problemas que existen.

    Otra institución, ya desaparecida, es la de las beatas, que eran mujeres, o grupitos de mujeres, generalmente enlutadas, que pasaban mucho tiempo rezando en la iglesia por libre, sin que mediara ninguna actividad de culto reglada. Sigue habiendo novenas y otros actos de piadosos de culto, que no han desaparecido y que en épocas pretéritas coexistían con las beatas, que tenían vida propia y no reglamentada. El tiempo y las costumbres han jugado su papel.

    También pintan bastos para los cines. Prácticamente han desaparecido del casco de las ciudades y han pasado, cuando han pasado, a los Centros Comerciales situados en las afueras de las ciudades, proponiéndonos un estilo de vida que no es el de la ciudad mediterránea a la que estábamos acostumbrados. En este caso lo que ha desaparecido son las salas de cine ya que el cine, como tal y como medio audiovisual, goza de de muy buena salud.

    La prensa, y los kioscos de venta, están en mala situación. La prensa digital, las prisas, la cultura del titular y la gratuidad de la consulta en internet de la prensa de papel, están significando un golpe muy duro a la prensa tradicional. Algunos gurús dicen que el futuro es la prensa digital, tanto la de pago como la libre, y tal vez tengan razón y el papel pase a ser algo residual dirigido al análisis, y al fondo, de la noticia. Esto puede llevarnos a esa prensa dual-la sensacionalista de grandes titulares y la seria de presentación más comedida- tan típica de algunos países como Inglaterra y Alemania, y que aquí nos está acechando, no sólo en el ámbito deportivo. Pedirle a un lector de la prensa sensacionalista, que da el trabajo ya hecho, que profundice en una noticia es tal vez un esfuerzo baldío, y la cultura democrática se resentirá. El SUN o el BILD, y algún que otro periódico español, publican portadas que no invitan al optimismo en cuanto al futuro de la prensa escrita en el terreno racional, las portadas de la prensa deportiva pertenecen al mundo emocional. La información goza de buena salud, el problema es su calidad y el esfuerzo, cada vez mayor, que exige para saber distinguir el grano de la paja.

     En fin,nada es lo que era.Tal vez porqué nada fue lo que debiera.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook