Blog 
Mirar y ver
RSS - Blog de Manuel Cores Espiñeira

Archivo

  • 08
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Plazos ausencias y renuncias

    Const. de Ayunt. y Parlamentos.Día de las FF.AA. y Cte.Cantera.

    El sistema electoral español que, en el recuento de votos, se ha demostrado como de los mejores entre los de la competencia- véanse los retrasos en Gran Bretaña e Italia como ejemplo por no hablar del de USA- tiene su telón de Aquiles en las demoras para la constitución de los consistorios y parlamentos autonómicos, ahí la competencia nos gana, Grecia incluida.

    No tiene sentido que siendo las elecciones el 24 de mayo no se constituyan los consistorios y parlamentos hasta el próximo día 13 de junio, es decir 20 días naturales. Dos semanas, y no tres, tendría que ser un plazo más que razonable para que todo estuviese resuelto; esta imagen de lentitud e inoperancia no tiene sentido en una administración que pretende ser ágil y moderna. Naturalmente esta propuesta no creo que sea compartida por los propietarios de restaurantes en donde se celebran cenas y comidas para pactar gobiernos y repartirse, o eliminarse que todo hay, prebendas, honores y canonjías.

    Estas elecciones suponen un cambio de calado, con victorias pírricas y derrotas ganadoras, y también la constatación de un cambio social y de un cambio de caras; esperemos que tanto cambio no se quede en un cambio de cromos. La sociedad, por fin, tolera mal la corrupción, ha llegado al convencimiento de que no le favorece, que lo que se llevan crudo algunos es lo de todos, y que el dinero robado no sale de las imprentas del Banco Central Europeo, sino que sale de los bolsillos de todos los que no son corruptos, que es la mayoría de la población, bien sea por convencimiento o bien sea porqué no pueden serlo, que todo habrá en la viña del Señor.

    Veinte días de cabildeo y declaraciones dan para mucho, y lo que ayer se daba por cerrado hoy está abierto y mañana Dios dirá, y esto transmite una sensación de inestabilidad muy intensa, y mayor en el caso de los tripartitos por los malos antecedentes. Queda una semana, que es mucho tiempo, para salir de dudas.

    El domingo se celebró el día de las Fuerzas Armadas y nuestro actual Presidente del Gobierno no acudió al desfile, ese “coñazo” según sus palabras de hace poco. Ha conseguido librarse de esa fastidiosa obligación sin demasiado ruido mediático, y claro está uno no puede dejar de pensar lo que le ocurriría, o las explicaciones que tendría que dar, cualquier Primer Ministro de nuestros países socios y aliados que actuara de la misma manera. Un viejo dicho napolitano dice que el pescado empieza a pudrirse por la cabeza, y el cardenal Cisneros solía repetir que el mejor predicador es fray Ejemplo ¿a que dan que pensar?

    En el programa de Ana Pastor, en la Sexta, se habló del caso de la comandante Zaida Cantera que, pese ha haber ganado judicialmente una demanda por acoso sexual de un superior, se ha visto forzada a pedir la baja en el ejercito debido al acoso laboral sufrido por sus mandos a consecuencia de esa demanda ganada. Lo que hay que pensar es lo que le ocurriría a quien denunciara un acoso y perdiera la demanda; afortunadamente ya no se fusila a nadie al amanecer.

    Lo lamentable no es que se produzca un acoso, que lo es. Lo verdaderamente lamentable es la actuación institucional del ejercito en donde, al parecer, los apellidos pesan más que la justicia y la verdad. Sí los apellidos de los responsables fuesen otros tal vez el desenlace fuese también otro, y eso convierte el caso en algo particularmente odioso, como también lo ha sido la actitud del Ministro del ramo, incapaz de aportar lo que se espera de quien ejerce esa posición institucional pero ¿merece la pena apostar fuerte por una comandante sin apellidos ilustres en la milicia ?La respuesta por esperada, no ha sido menos decepcionante.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook