Blog 
Mirar y ver
RSS - Blog de Manuel

El autor

Blog Mirar y ver - Manuel

Manuel


Archivo

  • El madroño y las ranas.

    En estos últimos días la actualidad se ha visto alterada por los vaivenes judiciales, políticos, periodísticos, económicos y sociales que han zarandeado a un madroño cuyas bayas han servido para alimentar, al parecer durante muchos años, a una pléyade de ranas, y renacuajos,con un apetito realmente voraz, que dejan muy atrás a cualquier conjunto de gargantúas equivalente en número y, aparentemente, con mayor saque.

    Las seis preguntas periodísticas básicas: quien, qué, cuándo, donde, por qué y cómo, con las que se suelen abordar las informaciones rigurosas darían, cualquiera de ellas, para mucho, aunque tal vez, en este caso, la más importante es la de cómo es posible que se haya tardado tanto en poner coto a algo que era un secreto a voces, que, por lo visto en éste y en otros casos, es la mejor manera de que permanezca oculto. Ya se sabe que sin un poco de hipocresía la vida social se hace muy difícil, por no decir imposible, pero un poco es un poco, y lo sucedido en Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía, en donde un mismo partido ha gobernado durante muchos años , sobrepasa los límites tolerables en cualquier sociedad que se respete a sí misma.

    La Comunidad de Madrid que tiene la prima de la capitalidad, y por ello unos ingresos muy saneados, se ha permitido el lujo de dilapidar fondos públicos en la Ciudad de la Justicia, en su TV autonómica, en las actuaciones del Canal de Isabel II en zonas lejanas, en las candidaturas olímpicas, en el tren de la Warner, en la corrupción y demás, pero no se ha visto impedida para realizar obras en la red de metro, construir hospitales, mejorar la educación y etc.etc, como consecuencia de los abundantes ingresos derivados de su condición de capital. Presumir de gestión está muy bien, pero cuando entra mucho parné, sin hacer demasiado para ello, los humos conviene bajarlos un poco.

    Resulta menos chocante y chirrían menos las cuentas públicas cuando fundir, dilapidar y mangar fondos públicos se hace en aquellas Comunidades que tienen un buen pasar que en otras más pobretonas, aunque al ritmo que lleva la Comunidad de Madrid, y sí el personal se anima por aquello de la impunidad, el buen pasar se va a acabar.

    Al parecer la Presidenta de la Comunidad, que ha visto la que se le venía encima con lo del Canal de Isabel II, presentó una denuncia ante la Fiscalía, que una vez judicializada ha dado origen a este terremoto que todavía puede tener mucho recorrido. Era curioso ver como a D. Ignacio González se le mencionaba, sotto voce y alto voce, cómo un multimillonario cuya fortuna tenía un origen muy cuestionable, pero ahí seguía, disfrutando de lo conseguido y con toda la familia amarrada al banco de lo público, así de esa manera pero amarrada. Por cierto sus hijas  son también beneficiarias de pisos oficialmente protegidos. Nunca se sabe lo que puede pasar y un piso es un piso, y sí puede conseguirse ¿por qué hay que dejar pasar la ocasión, que la pintan calva? Eso de la ética, la moralidad, la decencia y la igualdad de oportunidades está muy bien para la campaña electoral, pero una vez pasada ancha es Castilla, y como los electores suelen ser desmemoriados pues miel sobre hojuelas.

    Lo que resulta evidente es el fallo de los sistemas de control establecidos, bien sea porqué no se han enterado, bien sea porqué se hayan obviado sus informes, bien sea porqué los procedimientos establecidos se hayan dejado para mejor ocasión o vaya usted a saber. También ha fallado el control  de la oposición, que no ha sabido trasmitir a la opinión pública lo que pasaba, tal vez porqué no se hayan enterado, tal vez porqué no hayan encontrado el medio de hacer llegar a la sociedad lo que pasaba, o tal vez porqué la sociedad no quería enterarse o, lo que es peor, no le importaba. El papel de la opinión publicada, es decir el de los medios de comunicación, también ha sido para nota. La publicidad institucional y los premios, de diversas maneras, a quienes se portaban bien, así como los castigos a quienes no seguían la senda marcada, han hecho que a la sociedad no le llegara lo que estaba ocurriendo en la forma adecuada, y que era de dominio público para los medianamente enterados, y las cosas no marchan tan bien como para hacerse enemigos, cuando haciendo amigos se vive mejor. Por cierto cuando un sistema de control interno funciona, y puede significar una amenaza potencial, se externaliza y aquí paz y después gloria. En resumen, fondos abundantes por la capitalidad, inoperancia de los controles, opinión pública y  publicada en Babia, legislación inadecuada, compra de voluntades y todo lo que se quiera añadir, que siempre será poco.

    Además de una clase política puesta en cuestión, está el caso de la Fiscalía Anticorrupción cuyas bases han logrado mover el ánimo del Fiscal Jefe, no excesivamente beligerante, y que han contribuido a que el caso progrese adecuadamente. Hay materia para mucho y sí además, como corolario, sí alguien del clan Pujol pisara alguna cárcel la moral pública lo agradecería, y la sociedad dejaría de hacerse algunas preguntas sin respuesta fácil.

    .

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook