Blog 
Mirar y ver
RSS - Blog de Manuel

El autor

Blog Mirar y ver - Manuel

Manuel


Archivo

  • 01
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mítines datos contabilidades creativas

    Las cosas de la campaña,electoral por supuesto.

    Algunos voceros, o portavoces que suena mejor, de los partidos que nos gobiernan vienen haciendo gala de las presuntas hazañas presupuestarias conseguidas. Aunque en campaña, o precampaña, electoral hay que admitir licencias y exageraciones, ya que no se trata de alagar a las masas con la misma precisión que la requerida para, por ejemplo, acoplar estaciones espaciales o para intervenciones quirúrgicas, tampoco es cuestión de largar sin tino, ni mesura diciendo cosas que no resisten el mínimo análisis, suponiendo que haya ganas de hacerlo, que ya es suponer. Ya se sabe aquello que decía el Dr. Goebbels de repetir una mentira mil veces hasta convertirla en una verdad irrefutable.

    Lo que ocurre, afortunadamente para la verdad, es que los émulos del citado Dr. Goebbels tienen menos talento para las falsedades que ese siniestro personaje, y además los tiempos, las libertades públicas, las redes de comunicación y el pluralismo político hacen que el engaño sea más difícil, pero, eso sí, siempre que haya ganas de no dejarse engañar, que es un poco molesto y además lleva algo del escaso tiempo disponible.

    Se nos dice, por ejemplo, que las actuaciones del Gobierno, en materia de reforma administrativa han supuesto la eliminación de 2.000 organismos y el ahorro de 30.000 millones. Son dudosamente posibles ambas cifras y, si fueran verdaderas, habría que encargarles a esos fenómenos que las han logrado, la reducción del déficit, desde el 5,1 hasta el 3,6 del PIB, pactado con la UE. Con la experiencia obtenida esos 15.000 millones, que hay que reducir, no es un objetivo inalcanzable, y además tendría una ventaja: no se notaría, lo mismo que no se ha notado su incruenta actuación anterior y, además, hablar de recortes y demás cuestiones desagradables resultaría ocioso.

    Claro está que los agoreros, aguafiestas, pesimistas y gentes de similar, o peor, condición pueden pensar que esos presuntos 30.000 millones de ahorro, que ha conseguido esa supuesta reforma administrativa, pueden tener origen en contabilidades creativas, y es un ejemplo, similares a: elimino en el organigrama un Director General, y ahorro, supongamos, 70.000 euros.; pero viene el tío Paco con la rebaja y dice: ya ya, pero hemos tenido que crear un puesto de Subdirector General con una retribución de, es un decir, 60.000 euros. Los 70.000 euros se quedan en 10.000.

    Otro ejemplo: un trámite que requería la presencia física del interesado se substituye por otro que puede hacerse vía telemática. Puede existir la tentación, e incluso caer en ella, de calcular, a ojo de buen cubero que tampoco es cosa de esmerarse, el tiempo que requeriría desplazarse y realizar la gestión, y calcular el coste en horas de trabajo que eso supondría. Tendríamos así que una cuestión técnica nos daría otro ahorro, y así sumando, tácita a tácita y con la ayuda de Gonzalo Fernández de Córdoba, se llega a donde se quiera llegar.

    Lo de los 2.000 organismos suprimidos, de tratarse de la supresión normal de organismos vivos, merecería una nota alta, pero tal vez se sumen a la eliminación de organismos olvidados, y sin actividad, a los que les faltaba únicamente su acta de defunción, el considerar también como organismos eliminados la supresión vía organigrama de los existentes, sin contar los nuevos que, también vía organigrama, van a sustituirlos. Algo parecido a lo de la Dirección General suprimida.

    Sin necesidad de que en los mítines, folletos y similares se dé una información exhaustiva, no es lo propio, no estaría de más dejar de sacar, como se dice, la lengua a pacer. La credibilidad tiene sus cosas y cuando se pierde tiene efecto un efecto rebote muy perjudicial, aunque al aspirante a medrar, o a mantenerse, le da lo mismo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook