Blog 
Mirar y ver
RSS - Blog de Manuel Cores Espiñeira

Archivo

  • 30
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Concejales abanico salarial controles nivel salarial

    Sueldos del Ayuntamiento ¿ 1.950 euros ?

    Han aparecido en LA NUEVA ESPAÑA las declaraciones de Ana Taboada, cabeza de lista de SOMOS OVIEDO en las pasadas elecciones municipales, que contienen numerosas cosas de interés. Hay una que, sin ser la más importante, sí es novedosa; se trata de los sueldos de los concejales y del alcalde que no superarían el triple del salario mínimo, es decir alrededor de 1.950 euros mensuales. Los concejales que no estuviesen liberados no percibirían nada con cargo a las arcas municipales, sus ingresos serían los de las rentas y salarios que percibiesen en su vida particular.

    Ordenar, o limitar, los salarios de los concejales y alcaldes es una tarea pendiente desde la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos. No existe límite ni condición alguna para la fijación de los mismos, y esta ausencia de reglamentación se fundamenta en la autonomía municipal y en la consideración del papel de los electores que serían garantes, con sus votos, de que el sentido común reinaría en los consistorios, a la hora de fijar las retribuciones de los cargos electos. Es decir autocontrol y control externo.

    Es evidente que la autonomía municipal ha funcionado para tirar hacia arriba, de manera desigual, los sueldos de nuestros munícipes, algún caso habrá en que de motu propio hayan ido hacia abajo, y las elecciones se celebran cada cuatro años, pero es bien sabido que la carne es débil y la memoria flaca. En resumen ni el buenismo ni el control de los electores han servido para que los sueldos de nuestros concejales y alcaldes sean los que, de modo general, les fijaría una, digámoslo así, adecuada asignación de recursos.

    Hay que decir, aunque sea impopular, que  los sueldos de alcaldes y concejales liberados son bajos, otra cuestión es que los liberados sean legión, cuando tendrían que ser muy pocos. Un ayuntamiento, como el de Oviedo, es una gran empresa y debería de dirigirse como tal. Las figuras de presidente, consejero/s delegado/s y consejo de administración son las que corresponderían al ámbito político que toma las decisiones, ejecutarlas es ya el ámbito administrativo. Con este esquema, matizable hasta donde sea preciso, los liberados podrían reducirse a las figuras del presidente y del, o de los, consejero/s delegado/s. Los restantes miembros del consejo de administración no necesitarían ser liberados.

    Tanto con el esquema mencionado, como con el actual, los sueldos de los responsables políticos municipales no están en el mercado; compárense con los de los responsables de la SAREB, con los directivos de las Mutuas Patronales o los de la banca o los de las eléctricas, o con los de los miembros de los consejos de administración de muchas empresas de menor fuste que un ayuntamiento como el de Oviedo.También hay que señalar que la politica es vocacional, a nadie se obliga a seguir ese camino, más bien hay puñaladas para iniciarlo y para continuarlo,pero quien sirve a sus conciudadanos en un puesto relevante debe de ser retribuido conforme a la dificultad y dedicación del puesto.

    Podría establecerse un abanico retributivo en función de presupuesto y población; de este modo se evitaría el espectáculo, poco edificante, de alcaldes y concejales de ayuntamientos poco importantes con sueldos superiores a los del ayuntamiento de su capital de provincia, y también podría continuarse con el modelo actual basado en la autoregulación y el control de los electores.

    Las retribuciones de los europarlamentarios de PODEMOS son las mismas que perciben los restantes eurodiputados. Cuestión distinta es que, de grado o por disciplina de grupo, entreguen al partido, o a sus organismos afines, la totalidad del sueldo menos los 1.950 mencionados.

    Este podría, y digo podría, ser un esquema válido, pero establecer un sueldo total de 1.950 euros, exigiendo dedicación plena, hará que solamente puedan ser alcalde, o concejal liberado, los altruistas, los millonarios y los colgados. Esto excluiría a muchos otros colectivos, y se acabaría empobreciendo la vida municipal.

    De todos modos, tiempo al tiempo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook