Blog 
Mirar y ver
RSS - Blog de Manuel Cores Espiñeira

Archivo

  • Todos somos............

    La frase “todos somos…… “, que expresa solidaridad y apoyo a algo, o a alguien, que lo merece por su valor o sus cualidades, puestas en cuestión, de muy diversas formas, por quienes quieren que desaparezcan, ha sido apropiada por cuatro, o cuatrocientos indocumentados, que de motu propio o convenientemente manejados, por quienes no son precisamente indocumentados, la utilizan, según dicen, para reconfortar, entre otros especímenes, a algún defraudador fiscal.

    Naturalmente el defraudador fiscal se encuentra tan ricamente, disfrutando de una vida que la gran mayoría de los que dicen “todos somos……” no tendrá jamás, aunque contribuyan a pagársela, pero, claro está, sin tontos de usar y tirar el tinglado no funciona, en perjuicio de los listos que , en este caso, se hacen el tonto juntos, aunque no revueltos, con los tontos con pedigrí.

    Es lamentable que una frase que tiene un gran valor simbólico pueda usarse para fines no previstos por quienes la idearon, perdiendo su valor, y haciendo que, al estar devaluada, sea poco útil para apoyar a aquellas personas o instituciones para las que estaba pensada. Tal vez haya que encontrar otra, que servirá hasta que los interesados en manipularla se conviertan en faros que encuentren a la suficiente masa, con poca luces, deseosa de que alguien ilumine su camino.

    En general las cosas suceden por algo, y cuando dos sentimientos con un gran componente emocional, como el nacionalismo y el fútbol, se juntan, accidental o interesadamente, la cosa promete de todo.

    Es evidente que las actuaciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) no suelen contribuir a elevar el colesterol bueno, pero alguien tiene que pagar la fiesta y, sí sigue teniendo vigencia aquello de la justicia social, los que más tienen también tienen que contribuir más. Principio que con relativa frecuencia se invierte, hasta hacer buena la frase de aquel ministro de hacienda inglés que decía: el dinero hay que buscarlo donde está, en los bolsillos de los pobres.

    A la claque de los de “todos somos…… “ la AEAT suele tener un acceso relativamente fácil, pero a sus ideólogos no tanto, y naturalmente los avances en la lucha contra el fraude les preocupan. Ya se sabe que cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar, y cuando al agua de remojo se añaden futbol y nacionalismo la mezcla está servida.

    El proceso de devaluación salarial en el que nos encontramos ha motivado que se necesiten más contribuyentes para obtener la misma recaudación. Sí una persona gana 1.000 euros y el tipo impositivo es el 10% contribuirá con 100 euros. Sí gana 500, y el tipo sigue siendo el 10% se ingresarán 50 euros, con la consiguiente pérdida de recaudación. Para mantener lo que hay se necesitarían dos contribuyentes, o aumentar el tipo impositivo, salvo que se decida gastar menos, que es también una opción que tiene muchos partidarios entre los que opinan que donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los ciudadanos, afirmación que suena muy bien, a condición no se entra en profundidades.

    La modernización de la AEAT, la necesidad de mantener la recaudación y los éxitos en la lucha contra la evasión fiscal, hace que quienes tienen algo, o mucho, que perder en esta lid se defiendan como puedan, y en algún caso utilizando a los hinchas, que acabarán pagando lo que sus ídolos, o los promotores del entuerto, no paguen. Sí lo hacen con gusto pues allá ellos, pero no “todos somos…. hinchas acríticos de un equipo de fútbol, o nacionalistas”, pero sí “todos somos…… contribuyentes”.

    Hay también en este asunto un intento de desligitimización de algunas instituciones estatales, y de politización de otras que no deberían de asomarse a ese escenario. En fin que hay en donde elegir en este juego de muñecas rusas que encierra la frase de marras.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook