Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 17
    Abril
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    14 de Abril de 1931

    El radicalismo hizo que la II República fuera una esperanza reformista frustrada

       Se cumplen 80 años de la proclamación de la II República española el 14 de abril de 1931. Curiosamente ninguno de los regímenes políticos de la España contemporánea ha tenido un inicio democrático. La restauración borbónica fue en origen  fruto del golpe de Estado de Pavía contra la I República, las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 las ganaron las derechas y Alfonso XIII tuvo que exiliarse, el régimen autoritario franquista surgió tras la cruel guerra civil, y al actual rey Juan Carlos (nieto de Alfonso XIII) lo nombró sucesor Franco, si bien después lo legitimó el referéndum constitucional de 1978.

       Se presentaba una oportunidad para el impulso social:  la reforma agraria, autonomías regionales, modernización del ejército, secularización institucional, voto femenino... En el contexto de la depresión económica de los años 30 y el auge de los totalitarismos, se fue torciendo con la complejidad e insuficiencia de la reforma agraria, la quema de conventos y acoso al catolicismo, el desarrollo de los independentismos y la bipolarización apasionada entre propietarios conservadores y revolucionarios igualitaristas. De ahí el “No es esto, no es esto” del liberal Ortega y Gasset.

       En la tradición golpista del XIX,  no se respetaba el resultado de las elecciones. En 1931 ganaban las izquierdas, en 1932 sublevación derechista de Sanjurjo. Tras ganar el centro y la derecha en 1933, las izquierdas, con el PSOE y la CNT a la cabeza, intentaron imponer en 1934 una república estatalizadora en España. Tras ganar las izquierdas reformistas y revolucionarias del Frente Popular en febrero de 1936, el alzamiento de las derechas en julio confirmó la frustración de una experiencia modernizadora que terminó en tragedia con la larga y destructiva guerra civil de 1936-1939.

       Hay mucho mito por interés o rutina. En España durante la dictadura se enseñó durante 40 años que los azules eran los buenos y gente de orden y los rojos eran los malos y los revoltosos. Ahora parece que muchos, dándole la vuelta para tener la misma tortilla del sectarismo, quieren adoctrinarnos que los de izquierdas eran los demócratas y los buenos, y los de derechas los explotadores y los malos. Qué manías con podar y tergiversar la historia, en vez de entenderla y explicarla.

         Los españoles de hoy afortunadamente se parecen poco a aquellos tan extremistas y violentos, pero se corre el peligro contrario de lo conformista y amorfo. A la gran mayoría no nos interesa dogmatizar quienes son la mitad de los buenos y la mitad de los malos. Hoy los retos son la crisis económica y el déficit y el desempleo desbordados, la corrupción de los clanes partidistas y la protección del medio ambiente, o transformar la partidocracia de tópicos y tele-basura en una auténtica democracia social, participativa y próspera.

    (Resumen del artículo publicado en la edición de papel de La Nueva España de Gijón)

    España nos gusta

    www.pacoredondo.com

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook