Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 11
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El gobierno europeo

     

    Del déficit cero, deseable,  no debe hacerse algo sagrado sino flexible

    Paco G. Redondo, profesor en el IES Calderón de la Barca (Gijón)

         Ahora el gobierno de ZP, que ha actuado ante la crisis económica como patos mareados, quiere limitar el déficit público constitucionalmente. Rajoy y Rubalcaba,  ambos nombrados candidatos “porque sí”, con la deuda española e italiana salvadas del KO por la compra de bonos por el BCE, no se atreven a analizar o plantear al margen de lo que digan Merkel y Sarkozy. El otro ídolo, Obama, tampoco ha encauzado el déficit ni la economía en USA, aunque la economía mundial crece en torno a un 4% anual.

       ¿Y en qué queda ahora la demagogia populista de que son más progres porque hacen más gasto social? Y luego, gastando lo que no tienen, se dispara el déficit y los intereses de la deuda, fastidian la economía y el empleo, y traen estancamiento, paro y recortes sociales.  Políticos y economistas son buenos prediciendo las soluciones para las crisis pasadas. El problema es cuando intentan aplicar a la crisis económica actual la receta de las anteriores, sin haber analizado suficientemente si las causas son parecidas o distintas.

       A la actual crisis han contribuido una burbuja inmobiliaria y financiera internacional, unos tipos de interés artificialmente bajos, el exceso de crédito y productos financieros sin control, y en el ámbito español además una ley del suelo restrictiva,  el gasto público autonómico, el partidismo necio e irresponsable de las cajas de ahorros, y un mercado laboral rígido. La casta política no ha sido medicina sino lerda parte de la enfermedad, si bien es preferible al frente del barco un profesional de la navegación que un amateur.

       Por tanto la solución no puede ser la misma que el mayor gasto público para animar la demanda cuando Roosevelt a la crisis del 29 y recesión de los años 30, con hundimiento de precios. O el monetarismo y competitividad de Reagan y Thatcher tras las crisis del petróleo del 73-79, con inflación, militarismo y paro. En USA prende el Tea Party, pero no es liberalismo progresista sino reaccionario si confunde la libertad religiosa con el integrismo cristiano, y candidatos incluso negando la teoría de la evolución de las especies.

      Estos días que se cumple el aniversario del liberal reformista asturiano Melquiades Álvarez, tras el PIB estancado, el déficit descontrolado y 5 millones de parados, la izquierda y la derecha (en sus versiones socialista y conservadora, dos grandes fracasos del siglo XX) al fin reconocen que la política económica eficaz es el liberalismo social, en cuanto a control del déficit público, fomento de la economía eficiente y del empleo productivo, con  una Seguridad Social, sanidad, enseñanza y pensiones sostenibles.

       Cae el régimen autoritario y estatalista de Gadafi , otro icono de la izquierda anti-sistema, totalitaria y trágica. Si con las crisis del petróleo del 73-79 desaparecieron los partidos comunistas en Europa, ahora la pregunta es: ¿qué sentido tienen los partidos de izquierda socialista o de derecha populista, tras la crisis del gasto? Sin embargo del déficit cero, deseable, no debe hacerse algo sagrado, sino flexible según las circunstancias al servicio del crecimiento de la economía, el empleo y la prosperidad.

    (Adaptado del artículo publicado en la edición de papel de La Nueva España de Gijón)

    -  Ver: El Foco revista de prensa de actualidad liberal y crítica

    -  La nueva página en Tuenti: España nos gusta

    -  La página en facebook: Asturias

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook