Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • El verano es liberal

    El verano es liberal

     

    Del Gijón atractivo al drama en Grecia y fronteras europeas

     

       De la Semana Negra al récord de la sidra en Gijón, foco de interés para eventos culturales y literatura policiaca, algunas atracciones de feria de las que abundan más en otras ciudades de menor tamaño, y muchos puestos de bocadillos, raciones y restauración en general. Tiene lugar después de la eclosión informativa, especialmente en Madrid y Barcelona, de las semanas arco iris para todos los colores y gustos, incluyendo bisexuales, lesbianas y gays. España cada vez es más liberal, o sea racional. Hacer lo que te gusta es libertad, que te guste lo que haces, es felicidad, sin dañar a los demás. El lugar elegido, otra vez los terrenos del antiguo Naval Gijón, tiene la ventaja de disponer de espacios abiertos, y el inconveniente de su relativamente pequeña superficie. En esta ocasión se planteaba anticipar una hora el horario de cierre nocturno, polémica finalmente desechada, si bien la protesta y propuesta de fondo de los vecinos de Poniente no es solo una hora más o menos de juerga, sino también un reparto más equitativo de eventos entre varios barrios, para no concentrarlos –también con sus molestias asociadas- solo en Poniente, lo cual por otra parte redundará en beneficio de los establecimientos hosteleros de la zona. Cuando Gijón tenga un recinto ferial estable a la altura de su categoría como ciudad, quizás hacia  Cabueñes, extenso y accesible, habrá que pensar en involucrar un ámbito espectacular y no caro de fuentes y luces, como en Montjuich en Barcelona, en torno a nuestra llamativa Universidad Laboral.

       Entretanto hay pequeños detalles que siguen sin abordarse, como la necesaria señalización del carril bici en Poniente, dejado de la mano de Dios, donde comparten espacio en la acera peatones –incluidos niños-, perros, patinetes, bicis… a veces en cuellos de botella de menos de 2 metros de ancho entre mamotretos de cemento que ni adornan las redundantes escaleras ni se sabe a qué vienen; no estamos hablando de los millones de euros de Musel o la variante ferroviaria de Pajares, apenas de pintar de rojo durante 500 metros el suelo de un estrecho carril.  Para muestra, un botón. Como aquel dueño de una cadena de hoteles, quien para conocer en persona su funcionamiento se alojaba en ellos de incógnito, para comprobar su organización, limpieza, trato… con frecuencia los pequeños detalles también son expresivos sobre si los responsables se preocupan por la buena marcha de los asuntos, o se reducen a ocupar el poder rutinariamente. Otro detalle en la zona, en este caso de más enjundia, es el edificio de los antiguos juzgados en Poniente junto a las casas barco, del cual siendo casi nuevo y después de varios años abandonado, seguimos sin noticias de su utilidad efectiva. Menos que ya se deciden a adecentar el erial de la playa de vías levantada entre el oeste / Poniente de la ciudad y Laviada / El Llano. A ver si se animan y se ponen de acuerdo para la construcción de la necesaria estación intermodal (Cercanías, Renfe y autobuses-) semi-soterrada. Con tres administraciones implicadas, unos por otros, y la casa sin barrer.

       Yo en Venecia, llena de turistas. Copa con cinco bolas de helado en la terraza de la plaza de san Marcos, la orquesta toca a Vivaldi, bajo los cien metros de alto del “campanile” 1.500 años de historia nos contemplan: ¿qué perversa es Europa? Nuestros amigos los griegos han votado no, ¿pero exactamente no a qué? Porque si es a seguir gastando y no pagar, a eso nos apuntamos todos, la pregunta del millón –es un decir, porque son muchos miles de millones- es: ¿quién financia los gastos? ¿Podremos estar permanentemente pidiendo un nuevo crédito para cubrir el anterior que no podemos devolver? Eso de echar la culpa a los demás de nuestros problemas es muy recurrente, la culpa es de los alemanes, o de los norteamericanos. En la Edad Media echaban la culpa de las pestes a los judíos, por ejemplo. Cuando dicen que la culpa es del euro, suponemos no se refieren al papel o la tinta de los billetes, que simbolizan el valor de la riqueza de bienes y servicios producida, sino a la política económica de la Unión Europea. La cuestión no es austeridad sí o austeridad no, pues si no puedes pagar lo que gastas está claro que a medio plazo o ingresas más o gastas menos, o quiebras. ¿Por qué en Holanda solo tienen un 5% de paro, y el PIB de Polonia crece a más de un 3% anual? Se trata de cuanta austeridad es necesaria para poner las cuentas en orden y – lo principal- relanzar el crecimiento económico y del empleo. O los griegos se bajan de su Olimpo, o de lo contrario no les va a aguardar un bache negro, sino años muy negros.

    (Adaptado del artículo de opinión semanal de actualidad en La Nueva España de Gijón en papel)

    - Página en facebook: Gijón

    - Cuenta en twitter: @pacoredondo

    - El nuevo foro: libre debate reformista

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook