Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 19
    Marzo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Fuentes de energía

    Revisemos cómo empleamos nuestros recursos naturales y nuestra seguridad

       Sorprendidos y preocupados por las características y consecuencias del desastre en la tecnológica Japón: maremoto de grado 9, tsunami devastador  y escape radioactivo, con nivel de alerta nuclear 5 sobre 7, miles de muertos, decenas de miles de evacuados y cientos de miles de unidades de yodo repartidas, incluso un comisario alemán de la UE habló por electoralismo de descontrol en la central nuclear de Fukushima. Y aún si tiene lugar en Haití o Somalia, no queda una choza en pié. Una cura de humildad para la soberbia humana. ¿Cuáles son nuestras prioridades y límites?

       Todas las fuentes de energía tienen alguna pega. Las térmicas de carbón contaminaban mucho (por la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera). Las de petróleo, contaminan, e inestabilidad de precios, proceden de países conflictivos. Las nucleares, escapes radioactivos muy improbables pero llegado el caso muy graves. Las de “gas natural”, sus fugas, peligro de incendio. Las  hidroeléctricas, que si afectan a la fauna y flora, y el tendido de la alta tensión. Las eólicas –criticada en el Musel, quedó desierta-, que si salpican el paisaje. Parece prudente decantarse  por las de “ciclo combinado” (vapor de agua y gas natural) y las eólicas.

      
       En Gijón el reto es convertir el ampliado puerto del Musel en un polo energético eficiente, con una central de ciclo combinado. Eficaz, que consigue los objetivos; eficiente, que consigue los objetivos de manera rentable. Los expertos desaconsejan los bloques de viviendas a menos de dos kilómetros de una planta regasificadora. En Jove construirán 1.100 nuevas viviendas, a menos de un kilómetro de ella. El gas natural no es tóxico, pero sí inflamable; si escapa no es nocivo respirarlo, pero arde con facilidad.

     
       Desde la solidaridad con los pueblos japonés y libio, víctimas de la furia desatada de la tectónica y una autocracia, que desafía el alto el fuego de la ONU –aunque se llame “Estado de las masas”- catastróficas, revisemos cómo canalizar nuestras energías naturales y humanas. Un maremoto arrasó  Lisboa en 1755 (grado 9 y 100.000 muertos), zona en teoría no propensa a terremotos. Algunas desgracias se pueden evitar: ¿por qué construir en zonas relativamente inundables? El verdadero progreso no es tener más tanques o televisiones, sino más paz y bienestar.

    (Resumen del artículo publicado en la edición de papel de La Nueva España de Gijón)

    Grupo en facebook: PRO EU - European Union

    Por un Parlamento democrático mundial

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook