Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • Gijón e Israel

    Gijón e Israel

     

    Cuando los presuntos anti-injusticias se convierten en sectarios

       El boicot aprobado y revocado por el ayuntamiento de Gijón contra Israel, el tumulto para impedir que un grupo musical judío actuara en el teatro Jovellanos y el partido de fútbol entre España e Israel, vuelven a poner en la palestra el conflicto y la polémica entre los judíos y los palestinos. Es claro y evidente que un ayuntamiento no es la ONU y su función y competencia es resolver los asuntos municipales, no los internacionales. Pero además no parece un medio muy prudente de mediar o solucionar un conflicto santificar a una parte y demonizar a la otra. Entre las personas y los pueblos en disputa, las razones –al menos algunas- suelen estar repartidas. ¿Saben además si todos los cantantes o futbolistas de un bando u otro votaron a los de derechas o a los de izquierdas? El grupo judío Milk & Honey ganó Eurovisión en 1979 con la canción pacifista “Hallelujah” (Aleluya), ¿también le habrían prohibido o impedido cantar en el teatro Jovellanos? ¿Desde cuándo tenemos derecho a imponer el pensamiento único?

       Una resolución de la ONU en 1947 arbitraba la partición de la Palestina bajo mandato británico en dos estados, uno hebreo judío y otro árabe musulmán. En 1948 Ben Gurión proclamaba el estado de Israel, que no fue reconocido por ningún vecino islámico, y se vio envuelto en cuatro guerras (1948, 1956, 1967 y 1973). Aún en 1967 la OLP  palestina de Arafat exigía la desaparición del estado de Israel, año en que en la “Guerra de los 6 días” los judíos invadían el Sinaí –devuelto a Egipto tras los tratados de paz y coexistencia después de la guerra del Yom Kippur-, Cisjordania y el Golán. Con el apoyo norteamericano a los judíos –y el tradicional apoyo soviético a los sirios-, Israel ganó las 4 guerras, reafirmó la meta de la capitalidad de Jerusalén, aumentó asentamientos hebreos en parte de los territorios ocupados, y provocó cientos de miles de refugiados palestinos. Cada guerra es un drama que implica muerte y destrucción, odio y ruina. La manera de evitarla es la flexibilidad, la negociación y la concesión.

       Simplificar el enfrentamiento en que una parte son los buenos y otra parte son los malos es tan simplista como injusto, como lo sería a propósito de los de derechas y los de izquierdas en la II República y guerra civil española, aunque muchos siguen empeñados en adoctrinar sobre ello. El argumento o la excusa para los de derechas que apoyan a Israel es que el estado judío es democrático y pro-occidental y el palestino es radical y corrupto, con sectores extremistas terroristas. El argumento para los de izquierdas que apoyan a los palestinos es que son los débiles y oprimidos, y los israelitas los ocupadores y explotadores. Desde luego el conflicto no se va a solucionar con egoísmo y maniqueísmo, sino extendiendo la fórmula de coexistencia y devolución de territorios ocupados entre Israel y Egipto a los demás vecinos árabes musulmanes. Quienes critican el sectarismo y violencia ajenos, y pretenden imponer los suyos, caen en los defectos que critican, y no son “justicieros” sino fanáticos e hipócritas. 

    (Adaptado del artículo semanal de actualidad publicado en papel en La Nueva España de Gijón)

    - Página en facebook: El Foco

    - Cuenta en Twitter: @pacoredondo

    - Cuenta en Google+: Francisco García Redondo

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook