Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 16
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La luz y el tiempo

    LA DEMOCRACIA NO ES PODER VOTAR, SINO PODER ELEGIR

    La evolución histórica suele ser causal, no casual

      Que haya partículas que puedan viajar más rápido que la luz matiza las leyes de la física y la química  -¿con alguna utilidad?-, pero no las de la historia ni la geografía. Ya sabíamos que nuestro universo en expansión (el espacio – tiempo) es curvo, pues a las 3 dimensiones tradicionales: largo, ancho y alto, hay que sumar las ondas, por ejemplo el electromagnetismo. Tampoco cambia nada desde el punto de vista filosófico o religioso, ni explica por qué nuestro universo surge en su origen y no antes, ni si su origen fue casual (azar) o causal (creado).

       Eso de que se pueda viajar al pasado, llamativo titular periodístico y enredo para libros y películas, no deja de ser un juego de palabras imposible de realización práctica, pues el pasado por definición es lo que ya sucedió, y al estar acabado no puede cambiarse, lo que cambia es nuestra manera relativa de medir el tiempo y el espacio, que afectaría a la física en cuanto matizara la cuarta dimensión curva o incluso introdujera una quinta, pero no a la historia, que es la evolución de nuestro pasado proyectado para dar tiempo y lugar al siguiente presente.

       “Historia” en griego significa etimológicamente “investigación”, ir a los vestigios, analizar las causas y en este sentido sería sinónimo de “científico”. Aunque todavía muchos creen que el historiar es útil para adoctrinar que el bando de ellos son los buenos y el otro es el de los malos, lo cual no es ciencia, sino corrupción. Primero porque las perspectivas y razones suelen estar repartidas, y segundo porque el objetivo como ciencia social no es sentenciar la historia desde nuestra mentalidad posterior, sino explicarla en su contexto. La memoria es individual.

       Donde sí estamos en viaje permanente, mientras sigamos vivos, es al futuro próximo. Ahí tenemos los objetivos del Milenio sobre mortalidad infantil, subalimentación, analfabetismo o desarrollo socio-económico. Hay quien dice: ¿y por qué gastamos dinero en tratar de viajar a Marte o en arte abstracto, en vez de acabar primero con el hambre en el Mundo o investigar el cáncer? En efecto lo importante no es un descubrimiento erudito, sino la difusión de la innovación, caso típico de la máquina de vapor y del ferrocarril en la revolución industrial.

       Aunque ahora en Europa y España (elecciones nacionales el 20 de noviembre), pensemos que tenemos una crisis económica global y terrible, también es una percepción relativa: ni es global, porque la economía mundial está creciendo a un 4% anual, ni terrible si la comparamos con las epidemias de peste medievales, cuando morían en cada una el 20 o el 30% de la población al coincidir dos o tres malas cosechas de cereales seguidas. Ahora bien, centremos las prioridades: ¿De qué le sirve tener varios ordenadores en casa a quien no tiene empleo?

        Así pues no significa que determinadas situaciones no sean preocupantes, y hasta indignantes.  En el siglo XVIII los ilustrados reformistas se autocalificaban de “las luces” de la razón y la crítica  frente a la superstición y los dogmas del atraso y la miseria. No hagamos tampoco dogmas de fe de los avances científicos y tecnológicos, al menos mientras no sepamos si sirven para algo útil a nuestra felicidad personal y progreso social. Ni dejemos que los medios de comunicación piensen por nosotros, dándonos panfletos y consignas en vez de información veraz y opinión plural. La democracia no es poder votar, sino poder elegir.

    www.pacoredondo.com

    - Nueva cuenta en Twitter: pacoredondo

    - Nueva página en facebook: Por un Parlamento democrático mundial

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook