Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 05
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mejoramos pero poco

    La economía española se recupera a pesar de sus políticos

    Un tribunal anula el permiso de construcción de la regasificadora de Gijón, que ha costado 360 millones de euros.

       España volverá a asombrar al mundo pronto, dice el ministro de economía Montoro, en vísperas de anunciar el presidente del gobierno Rajoy que la economía nacional crecerá un raquítico 0´7% en 2014. No parece que con un 26% de parados sea para estar tan optimistas, teniendo en cuenta además que los parados no pueden cobrar sobresueldos. Solo le falta hacer gracias con la ceja para tratar de convencernos que, por el mero hecho de estar él en el gobierno, las cosas tienen que ir bien. Con tal frase nos recuerda aquellas otras célebres de los de Zapatero, primero que España estaba en la “Champions League” de la economía mundial, y su sistema financiero era de los más sólidos, antes de que quebrasen unas cuantas cajas de ahorros plagadas de políticos caros y despilfarradores en sus consejos de administración, y la UE tuviera que inyectar un rescate de 60.000 millones de euros a nuestros bancos; que hablar de tomar medidas para prevenir la crisis económica era de anti-patriotas, o que se daría una conjunción planetaria progresista con Obama en América y ZP en Europa liderando la salida social de la crisis sin recortes, antes de bajar el sueldo a los funcionarios un 5%, congelar las pensiones y demás. ¿Se trata de animar el consumo o es mera desfachatez oportunista?

       En contraste con la victoria electoral del centro-derecha de la CDU de Ángela Merkel en Alemania (jóvenes con “Mini-jobs”, mini-empleos, pero un 6% de paro), las encuestas en España nos presentan al PP y al PSOE de capa caída. Es lógico que se trate de dar la recesión económica por superada, pues con el récord estival de turistas el PIB nacional del 3º trimestre será probablemente positivo, sin embargo la crisis económica en cuanto estancamiento de la creación de riqueza y empleo dista mucho de estar superada. En 2013 todavía se destruirán más de medio millón de puestos de trabajo, como revela el descenso de afiliados cotizando a la Seguridad Social, el hecho de que los desempleados registrados sean menos puede explicarse por el retorno a sus países de origen de varios cientos de miles de inmigrantes. Que la bajada de la prima de riesgo (tenemos que pagar menos intereses por nuestras deudas) nos ahorre 8.000 millones no es gran consuelo, si el dinero hay que emplearlo en tapar agujeros por un déficit de recaudación  mayor al previsto tras una subida generalizada de impuestos. La buena noticia sería que el ahorro pudiera fomentar la economía eficiente y el empleo productivo.

       Esta es la curiosa paradoja a la que trataba de hacer frente la llamada “curva de Laffer”, según la cual una gran subida de los impuestos –en relación al contexto económico productivo- provocará un descenso de la recaudación en vez de un aumento, por cuanto la gente no invertirá o consumirá, invertirá en otro sitio o irá a la “economía sumergida”, si considera que en caso de tener beneficios se los confiscarán por una imposición excesiva. Por ejemplo es lo que puede estar pasando con Iberia en los aeropuertos de Asturias y Madrid. Sube bastante el precio de los billetes de avión, viaja mucha menos gente y al caer los ingresos aumenta su déficit, mientras el aeropuerto barcelonés del Prat supera por primera vez en pasajeros al de Barajas. El otro dato esperanzador, además del turismo, es el de las exportaciones. La OMC prevé un crecimiento del  comercio mundial del 2´5% para 2013 y del 4´5% para 2014. Con la construcción inmobiliaria por los suelos, sectores como el automóvil para España o la siderurgia para Asturias pueden ser locomotoras que tiren del tren de la recuperación económica. Ahora es el momento de salir del túnel, si no nos fragmentan España entre la demagogia de los “nacionalistos”, los federalismos vacíos y la cachaza de los acomplejados.

    (Adaptado del artículo publicado los jueves en La Nueva España de Gijón en papel)

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook