Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 25
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Obras y chapuzas

    Vísteme despacio que tengo prisa

        El anuncio de la reducción de la pista del aeropuerto de Asturias en Ranón se ha presentado como una mejora del mismo. Acaso sea una mejora de la seguridad de la maniobra final de aterrizaje, pues es sabido que la vaguada previa induce a error al altímetro de las aeronaves, ahora subsanado con postes que rebotan la señal para crear una “pista virtual” para guiar el descenso final en los casos de niebla intensa, sobre la base de la homologación internacional de la seguridad civil para continuar con las operaciones después de 2016. AENA se ha decidido por la opción más económica, pero hay que preguntarse si también más chapucera, pues en algunos supuestos para grandes aviones con lluvia el margen de frenado último sería de muy escasas decenas de metros. La opción más sólida y definitiva sería ampliar la pista 150 metros rellenando la primera mitad de la vaguada en las inmediaciones de la cabecera 29, para alejar los postes metálicos hacia la segunda mitad de la vaguada más distante. Ello requiere una mayor inversión, la cuestión es si merece la pena en función de su rentabilidad.  Es sabido que el sector turístico supone en torno a un 10% del PIB anual español, tanto como el consabido refrán: lo demasiado barato a medio plazo suele resultar caro. Superada la recesión económica hay que plantearse qué obras públicas son útiles y prioritarias.

        Se ha suspendido además la conexión aérea con Lisboa (Portugal) como se suspendió la de Ginebra (Suiza), quedando en el ámbito internacional las de Londres y París. En realidad la tercera conexión con Europa podría ser a Frankfurt en Alemania central, pues Alemania es la primera potencia económica europea, gran fuente para el turismo del sur de Europa, y el área de su conurbación (tanto el aeropuerto central como Hahn) de hecho un gran cruce de comunicaciones entre aerolíneas, lo que multiplicaría las posibilidades de conexión con otras ciudades (Berlín, Moscú, Estambul, El Cairo…). Coinciden estos debates aéreos con otros dos temas de transporte de actualidad, el ferry a Poole (Inglaterra) y los túneles de la variante ferroviaria de Pajares. En principio el ferry abre grandes expectativas, pues al atractivo de la costa de Poole añade  una rebaja comparativa de tiempo y precio respecto al transporte terrestre con coche o camión. No tanto para el turismo desde España con coche propio, pues allí la circulación se complica al conducirse por la izquierda –como se hacía históricamente, pues con la izquierda se llevaban las riendas del caballo y con la derecha la lanza, cambiamos en el continente-, cuanto para propiciar el turismo desde el sur de Inglaterra hasta Asturias.

         En cuanto a la variante ferroviaria, pese a las lágrimas de cocodrilo que ahora derraman los líderes de algunos partidos de la oposición, la apertura de un solo túnel es una buena solución provisional no habiendo dinero de momento para abrir ambos al mismo tiempo, si se produce con la debida diligencia. En efecto así ha pasado con los túneles del Negrón en la autopista a Madrid en conexión con la meseta por el valle del Huerna, no se abrieron a la vez, sino primero uno y años después el otro. La pregunta es obvia: ¿es mejor tener un túnel o ninguno? Menos mal que ha quedado en el cajón del olvido el proyecto estrella de los de Areces, el “Tren-Tran”, tranvía central interurbano en el que querían gastarse 30.000 millones de pesetas de entonces,  para ir de Oviedo  a Siero a 50 kilómetros por hora parando cada 500 metros. Ahora queda solucionar la ocurrencia del “fondo de saco” en León, maniobra marcha atrás en la que el tren Madrid  - Valladolid / Oviedo – Gijón pierde 20 minutos, así que en 2014 de Madrid a Huelva se va en  3´30 horas, pero de Madrid a Gijón se tarda 5´30. Todo por las prisas de algunos políticos en inaugurar proyectos y obras provisionales –que van para largo- en vísperas electorales, aduladas por sus medios/panfletos y para demostrar lo listos que son. Y el que venga detrás que se fastidie con jota.

    (Adaptado del artículo publicado los jueves en La Nueva España de Gijón en papel)

    - Éxito de la gala humanitaria 2014 en el teatro Jovellanos: Festival de Solidaridad

    - Página en facebook: Asturias

    - Cuenta en twitter: #!/pacoredondo

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook