Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 08
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Odiseas

    Los calamares gigantes, Pedro J y los chinos

    ¿Cuál será el papel de la prensa escrita en la era de internet?

       Hasta el programa de televisión "Cuarto Milenio" del periodista Iker Jiménez se ha hecho eco para apoyar a la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas (Cepesma), y defender la continuidad del Museo del Calamar Gigante de Luarca, después de que el temporal en la costa asturiana arrasase las instalaciones en la madrugada del domingo 2 de febrero, tras conocerse el desastre acaecido, pues el mar se ha vengado y cobrado su tributo, la colección ha perdido siete ejemplares únicos. El gerente explicaba, como en anteriores temporales, tenían previsto que las olas pudiesen afectar a la planta baja del museo, pero "nunca pensé que el mar llegaría a arrasar esta segunda planta, donde estaban en total once ejemplares de calamares gigantes, algunos de hasta 14 metros de longitud". Aquí se cumple el dicho que persona prevenida vale por dos, pues parece claro que la ubicación y consistencia del edificio del museo con esta valiosa colección no era idónea ni prudente. Algunas tragedias no pueden predecirse ni prevenirse, caso del maremoto que asoló Lisboa en 1755 pero otras, como las fuertes galernas del Cantábrico, son más recurrentes, pues suelen producirse varias a cada generación. ¿Para cuándo un estudio riguroso sobre la incidencia de la ampliación del Musel en las corrientes y arenales de Gijón, especialmente en la playa de san Lorenzo?

       La destitución de Pedro J. Ramírez como director de El Mundo ha sido una de las noticias mediáticas de estas semanas, no es sorprendente por sus grandes pérdidas en número de lectores e ingresos publicitarios, como les ocurre también a El País y al ABC, en tanto los periódicos escritos sufren su propia competencia en internet, y en las redes sociales que distribuyen multitud de mensajes breves –no siempre ciertos-, así como el impacto de la crisis económica, cuanto porque en su caso llevaba 25 años al frente de la publicación y se había identificado a Pedro J y El Mundo como otra forma de hacer periodismo en Madrid, denunciando la corrupción en distintos gobiernos y partidos, no basada solo en tergiversar la información para favorecer a un partido que cuando esté en el poder les dé subvenciones y/o información privilegiada. En realidad esto último no es periodismo creíble, sino panfleto sectario. El auténtico periodismo debería consistir en ofrecer información veraz, servicios de interés y opinión plural. Y su sentido y supervivencia en papel pagando estarán ligados a su capacidad de ofrecer algo distinto y característico respecto a la versión gratis en pantalla, por ejemplo análisis en textos, datos a mano, consulta y subrayado o fotos impactantes, mientras el medio audiovisual es más dado a mayor variedad de titulares, enlaces o vídeos de actualidad.

       Otra odisea. Deben castigarse los delitos probados sobre los que se tiene competencia. Respecto a la justicia universal que algunos jueces españoles se han querido atribuir, incluso para juzgar a los muertos por hechos sucedidos hace 70 años, cabe hacer precisiones. Tampoco un país puede dedicarse a reescribir la historia de otro desde un contexto geográfico y temporal alejado, por muy bienintencionadas que fueran sus intenciones u opiniones. La justicia universal debería corresponder a la ONU, a un tribunal internacional independiente elegido con criterios objetivos y técnicos, no partidistas o nacionalistas, y desde luego con el objetivo de hacer cumplir sus sentencias. Como pretendemos hacer cumplir desde España la justicia en Asia oriental en materia de chinos y tibetanos, si el gobierno de Madrid no se atreve a hacer cumplir las sentencias del Supremo español en una región española, y  al gobierno de la Generalitat de Cataluña le riegan de millones mientras nos llaman ladrones, y se niega a permitir el español en la escuela –que hablan como lengua propia muchos ciudadanos catalanes- y viola la Constitución española democrática, de manera planificada y reiterada, jactándose de ello en público, imponiendo el totalitarismo lingüístico en la enseñanza catalana adoctrinadora, contra el sentido común y el bilingüismo cordial. Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.

    (Adaptado del artículo publicado los jueves en La Nueva España de Gijón en papel)

    - Página en facebook: Por un Parlamento democrático mundial

    -  Cuenta en: LinkedIn: Francisco García Redondo

    - La nueva cuenta en Twitter: Ciudadanos Asturias

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook