Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • Personalidad

     Personalidad

     

    Entre Esperanza Aguirre, Grupo Covadonga y partidos emergentes

       “Persona” en griego significaba careta o personaje que se representaba ser en ficción en una obra de teatro antiguo. Hoy en día la palabra ha evolucionado para significar ser tú mismo, racional y auténtico, y desarrollar cada cual su propia y distinta personalidad, no ser la fotocopia o imitación de otro. Con frecuencia los personajes públicos actuales caen en el vicio contrario, pasando de la personalidad al egoísmo, vivimos en la era de la imagen telegénica: ¿con qué contenidos? Hay personajes deportivos o políticos, culturales o musicales, nos caigan mejor o peor, con su peculiar y destacada personalidad. Ahí tenemos el estilo musical de Madonna o la etiqueta “liberal” de Esperanza Aguirre. Cuestión aparte que debatamos sobre el carácter conservador o progresista del liberalismo en general y de su liberalismo en particular, así como los resultados y claroscuros de su acción política. Ha dimitido como presidente del PP de Madrid y ello es presentado por sus partidarios como ejemplo de asumir responsabilidades políticas, pero no es ejemplo de haber evitado o dificultado las decenas de imputados entre sus colaboradores, consejeros incluidos, por casos y tramas de corrupción... La corrupción no se evita con etiquetas ideológicas o promesas de honradez, se evita con normas, controles y rendición de cuentas. La verdadera libertad personal no es la libertad de adular a caciques o nombrar cargos a dedo, es la libertad de elegir, por ejemplo candidatos entre militantes de  partidos o representantes entre las candidaturas electorales.

       Por fin, sentencia judicial por el medio y pendientes del recurso al Tribunal Supremo, los socios del Centro Asturiano podemos inscribirnos como socios del Grupo Covadonga con plenos derechos y con efectos desde 2011. Frente a la deportiva y social del Grupo, el Centro Asturiano no ha sabido encontrar su personalidad evolutiva y atractiva. Directivos de la centenaria entidad suscitaron su fusión con el Grupo  para evitar –decían- la venta de patrimonio del Centro Asturiano, y con el compromiso del Grupo de invertir 600.000 euros en la construcción de un polideportivo y arreglo y mejora de las instalaciones en la finca recreativa de Mareo. El caso es que se vendió la planta baja de la sede del paseo de Begoña, y del polideportivo en Mareo no hemos vuelto a tener noticia. En campaña electoral del Grupo los de Emilio Tamargo anunciaban estar a favor de la fusión por absorción, después de ganar las elecciones se volvieron en contra, y aún hoy seguimos sin saber los motivos concretos –suponemos graves – que motivaron tan drástico cambio de posición. Enhorabuena al nuevo presidente elegido Corripio. Si definitivamente se zanja el asunto bienvenido sea el fin de la incertidumbre, y desde luego hace falta cubrir la pista polideportiva de Mareo (mucho más barato que hacer un polideportivo nuevo), incrementar el número de actividades allí, especialmente los fines de semana y en verano, y entonces probablemente en paralelo y como impulso mutuo mejorar las comunicaciones por autobús entre ambas sedes del nuevo Grupo, absorba o no también al CHAS.

       Siguen las negociaciones en torno al proceso de investidura antes del 2 de mayo de Pedro Sánchez líder del PSOE como presidente del Gobierno español, con Podemos y Ciudadanos. Al margen de que cada partido trate de jugar sus bazas, y de que resulte un nuevo gobierno con un programa aplicable o haya que convocar nuevas elecciones legislativas en primavera, el nudo gordiano se resolverá si el gobierno es coherente y estable, y si cada partido en coalición o apoyándolo desde fuera mantiene su personalidad, crítica y constructiva. Tenemos como referencia el caso del CDS (Centro Democrático y Social) del ex presidente del gobierno Adolfo Suárez, partido que llegamos a tener más de un 10% de votos y 20 diputados en ámbito nacional y entre cuatro y ocho años después desapareció. Por perder su propia personalidad, en cuanto a mensaje atractivo y propuestas reformistas, y ser percibido por el electorado como una muleta del PP o del PSOE, y para eso se acaba antes votando al propio PP o al PSOE. Hubo un déficit de personalidad del partido, y exceso de personalismo del líder carismático. No existía el CDS sino el partido de Adolfo Suárez. Como no existía UPyD sino el partido de Rosa Díez. En los próximos meses y años veremos que ocurre con Foro Asturias, Podemos y Ciudadanos. Si fueran solo el partido de Cascos, Pablo Iglesias o Albert Rivera, para trepar y mandar, figurar o aprovecharse, desaparecerían pronto; en la medida en que tengan proyecto alternativo eficaz, cuadros preparados y buena administración, podrán tener protagonismo útil y aportar en positivo. 

    (Adaptado del artículo semanal publicado en La Nueva España de Gijón en papel)

    - Página en facebook: Gijón

    - Cuenta en Twitter: @pacoredondo

    - Cuenta en Google+: España nos gusta

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook