Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 20
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Qué sofoco

     De Canalejas y Franco a Amancio Ortega y Sánchez Gordillo

     

    En este año cuyo número empieza y termina por dos, España ha sido la campeona relativa en segundos puestos (10 platas de 17) en el medallero de los juegos olímpicos de Londres. Medio lleno, medio vacío; peor que el oro, mejor que el bronce. Además del deporte y el desempleo, otro tema estival de candente actualidad es el del reparto de la riqueza, desde Amancio Ortega (ZARA) a Sánchez Gordillo (IU). Lo cual no depende solo de la política y la historia, también de la geografía. Así la culpa de la miseria en el Sahel africano (estepas al sur del desierto del Sáhara) no es de la libertad, la culpa de la miseria en el Sahel es de la sequía. 

    Hace 100 años en el verano de 1912 el presidente del gobierno español, el liberal Canalejas, luego asesinado en otoño por un anarquista, propiciaba la ley de Mancomunidades, precedente de las actuales Autonomías, y la prohibición del trabajo nocturno de las mujeres, gran avance social. El hambre ya había desaparecido de Europa y España en el siglo XIX. Según una de las noticias actuales el gallego Amancio Ortega, dueño de la textil Zara, es el tercer mayor rico del mundo con 38.000 millones de euros - luego hay quien dice que no tenemos empresas españolas-. Sin embargo circula por internet que en Marruecos y Brasil sus operarios echan muy extensas jornadas de trabajo por míseros sueldos. Esto debería aclararse por dignidad. 

    Desde luego ser rico no es pecado, y si lo es legítimamente, mejor para él. Si tu vecino tiene un coche mejor que el tuyo, no desees que se le estropee, esfuérzate por conseguir tu uno como el suyo. Qué pena en cambio si los españoles lo que copian de las empresas más competitivas es su carácter depredador e inhumano. De la libertad al libertinaje. No hay que vivir para trabajar, hay que trabajar para vivir bien. Dicho en el contexto de media España en fiestas con motivo de las fiestas patronales de las vírgenes de agosto. Ello al margen de la solidaridad voluntaria. Bill Gates ha donado grandes sumas para combatir la malaria en África. 

    Hace 50 años, a mediados de 1962 Paco Martínez Soria estrenaba la obra “La ciudad no es para mí”,comenzaba a funcionar el servicio médico público permanente de urgencias, y tenía lugar en Alemania el IV Congreso del Movimiento Europeo al que acudían democristianos, liberales y socialistas españoles (llamado despectivamente por la propaganda franquista “El contubernio de Munich”). Era la España de la tecnocracia y el desarrollismo industrial y urbano acelerado, crecimiento económico y apertura social, manteniendo en cambio el autoritarismo político y el recelo a todo lo que sonara a izquierda, política, democracia, liberal o Europa. 

    Otro hecho llamativo este verano, desinflados los anti-sistema del 15 M, ha sido el del hurto reivindicativo en supermercados de los de Sánchez Gordillo, de IU Andalucía, definamos delito y demagogia. Cual nuevo Robin Hood contra el libre mercado perverso, injusto por no igualitario, quien dice ser autogestionario, que ideal un colectivo de ciudadanos sin aduladores, trepas ni aprovechados, y republicano (res pública, gobierno de todos los ciudadanos) y anti-monárquico (gobierno de uno, siempre el mismo) y resulta que desde 1979 lleva 33 años en el mismo cargo de alcalde; el rey de Marinaleda. Una cosa es predicar y otra dar trigo.

    (Adaptado del artículo publicado en papel en La Nueva España de Gijón)

    - Página en facebook: España nos gusta

    - Cuenta en twitter: http://twitter.com/#!/pacoredondo 

    - Página web: www.pacoredondo.com

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook