Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 05
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UE: ya somos 28

     ¿Qué significa hoy ser europeos y hacia dónde queremos avanzar?

       La bandera croata ya ondea junto a la española en las instituciones comunitarias, tras su ingreso oficial en la Unión Europea este lunes 1 de julio.  Ya somos 28 con esta república de la ex Yugoslavia (“eslavos del sur”), independiente desde 1991, de 56.000 km.2, con 4´4 millones de habitantes y 70.000 millones de euros de PIB anual. Otro país más del sur de Europa en crisis de crecimiento económico y empleo juvenil. En la fiesta en Zagreb ha habido dos grandes ausentes,  Ángela Merkel, canciller de Alemania, y el premier belga Di Rupo, en teoría por agenda densa, y en la práctica  la alemana por su impopularidad en Croacia, y el belga por la negociación para reducir el déficit presupuestario del estado federal. Con todo, el presidente croata Ivo Josipovic, antiguo profesor de derecho internacional y músico, lo manifiesta como la ocasión para anclar a los adriáticos en el corazón de la Europa libre, pacífica y próspera.  Croacia recibirá 11.000 millones de euros de fondos europeos entre 2014 y 2020. Así pues, Europa –o después el euro- no son la causa sino el escudo de Croacia contra la recesión comercial y económica.

       Hasta donde llega Europa culturalmente es difícil de determinar, los Urales no son una barrera sino una puerta, pues más que de una cordillera se trata de colinas, a cuyos lados habitan eslavos rusos. Cuando estuve en Rostov del Don (la Sevilla rusa) me enseñaron el clásico límite entre Europa y Asia, colinas aún más bajas y obsoletas como frontera en el mundo actual de economía globalizada y telecomunicaciones a través de internet. Desde el punto de vista geográfico la verdadera frontera humana desde los tiempos de los romanos es el desierto del Sáhara. De Ceuta a Gibraltar hay menos distancia que de Oviedo a Gijón. Marruecos y Turquía, en África y Asia, han pedido su entrada en la Unión Europea. Israel y Azerbaiyán están en la UEFA y Eurovisión.  Las fronteras cada vez tienen menos sentido, lo importante es preguntarnos qué significa actualmente ser europeos y sobre todo qué caminos podemos avanzar juntos,  sumando en positivo. Frente a las tiranías de Oriente, Europa occidental atrae por su libertad y pluralidad.

       En la Yugoslavia de Tito el socialismo autogestionario fue una experiencia interesante, basado en el principio “la tierra y la empresa para quien la trabaja” –sin llegar a suprimir el Estado social, como pretendían los anarquistas-, se formulaba en cierto modo como una tercera vía: en el capitalismo, las fábricas de los empresarios; en el comunismo, las fábricas del estado; en la autogestión, las fábricas de los obreros. Sin embargo, sin el cemento autoritario los ladrillos se vinieron abajo. Con la caída del muro de Berlín, Unión Soviética y Pacto de Varsovia, arrastraron también a Yugoslavia a la disgregación en numerosas repúblicas: Serbia, Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina… en un crisol de razas, religiones y culturas, “el avispero de los Balcanes”, donde comenzó la I Guerra Mundial del siglo XX. Y al disgregarse, las nuevas naciones: Rusia, Ucrania, Serbia, Croacia…, vieron descender varios años su comercio, economía y empleo significativamente. Para ahora negociar las “reunificaciones” y supresiones de barreras con el “corazón de Europa”: ¿para esta integración, aquellas alforjas nacionalistas?

        Los nacionalistas catalanes y vascos presumen hay pequeñas naciones europeas viables y competitivas, y suelen citar Suiza y Croacia. Claro que comparar como similares condiciones muy distintas es odioso y resulta confuso. Suiza no necesita integrarse en la Unión Europea al ser “país refugio” del dinero en sus bancos por su tradicional neutralidad bélica y discreción fiscal. En cuanto a Croacia, formaba parte de un heterogéneo Imperio Austro-Húngaro, en tanto Cataluña siempre ha sido hispánica (peninsular).  ¿Croacia quería independizarse de Europa o de las dictaduras de Europa oriental? ¿Tendría sentido hoy una Albania comunista en occidente?

    (Adaptado del artículo publicado los jueves en papel en La Nueva España de Gijón)

    - Página en facebook: PRO EU - European Union

    - Página en Google+: España nos gusta

    - Para ver: El Foro de libre debate

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook