Blog 
Perspectiva desde Gijón
RSS - Blog de Francisco Garcia Redondo

El autor

Blog Perspectiva desde Gijón - Francisco Garcia Redondo

Francisco Garcia Redondo

Profesor de Geografía e Historia

Sobre este blog de Gijón

Crítica constructiva sobre la candente actualidad. Archivos 2008, 2009 Y 2010: http://blogs.lne.es/pacoredondo/


Archivo

  • 05
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Y sin embargo, avanzamos

    Aún con locos y demagogos peligrosos en libertinaje

    VERANO DE GRAVE INESTABILIDAD FINANCIERA

       Ha pasado desapercibido un aniversario crucial. Entre los historiadores suele debatirse si son más decisivos los personajes o las estructuras sociales. La dictadura franquista no se entendería sin Franco, pero tampoco sin el contexto de la España convulsa de los años 30.   Estamos celebrando en 2011 el bicentenario de la muerte de Jovellanos, y en 2012 se cumplirá el bicentenario de la Constitución de Cádiz de 1812, primera prodemocrática y proliberal de la historia de España. Una ilustre personalidad y un suceso político.

        Hace doscientos años, en julio de 1811 se abolió el feudalismo en España, las Cortes de Cádiz suprimieron los señoríos jurisdiccionales, por tanto la legalidad administrativa pasa a ser la nacional, aunque siguieron los señoríos territoriales, privilegios de carácter económico. Se va asumiendo como lo más justo, desde la Ilustración racionalista del siglo XVIII, la igualdad de oportunidades: tu nobleza son tus actos. Ese es hoy el espíritu de internet, donde puedes contrastar opciones sin que te den el telediario  oficial y piensen por ti.

       Hace 100 años, hacia 1911, el gobierno del liberal Canalejas (luego asesinado por un anarquista anti-sistema) ponía en marcha reformas sociales, como la supresión del impuesto de consumos, la limitación del trabajo nocturno, o la ley de mancomunidades provinciales. Mientras, el socialismo promovía la lucha de clases, la guerra civil y la dictadura de su partido del proletariado, para imponer la igualdad de resultados. Como si lo justo fuera que todos  tuvieran el mismo premio, con mérito o sin él. Infalibles profetas fracasados.

        Hoy en 2011 se tiene la percepción de una crisis económica larga e intensa, e incluso hay quien habla del “Titanic” o naufragio autonómico. Ello es una exageración, y desde luego que hemos mejorado bastante en comparación con aquellas otras dos centurias. La financiación autonómica tiene boquetes que habrá que solucionar, por ejemplo podando las duplicidades administrativas que provocan despilfarros y chapuzas, pero no se va a volver al centralismo autoritario en sanidad ni educación, ni falta que hace, aunque sí un calendario común de vacunaciones o un Estatuto Docente Nacional.

       Parece que hasta el tiempo se ha puesto melancólico en el norte este mes de julio, aunque seguimos llenando las sidrerías. Mejor estar con las ideas frescas que dejarse llevar por el apasionamiento. Qué vergüenza el ultraderechista nacionalista y fanático de Oslo, tan inhumano como los marxistas de la ETA o los terroristas islamistas que critica, y encima se dice cristiano. ¿Seguro que fue una buena idea suprimir los hospitales psiquiátricos? Libertad no quiere decir que todo vale. A veces hay que tomar medidas responsables.

        Con el electorado desencantado, la representatividad cuestionada e incluso parte de la ciudadanía manifestándose indignada, curioso que hasta quienes llevan 8 o 12 años gobernando en la inercia, ahora de repente se vuelven regeneradores democráticos, partidarios de cambiar la ley electoral, listas abiertas, políticos austeros, administración eficaz, transparencia informativa... ¿será por las elecciones del 20 N, las grandes deudas autonómicas acumuladas, y hay que ponerse a la moda, para vivir de la política?

    (Adaptado del artículo publicado en la edición de papel de La Nueva España de Gijón)

    Grupo en tuenti: Asturias que guapa yes!

    Nueva página en facebook: España nos gusta

    Vídeo en Youtube: Manifestación en Gijón, defensa de mascotas

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook