Blog 
POESÍA DESBOCADA
RSS - Blog de Lauren García

El autor

Blog POESÍA DESBOCADA - Lauren García

Lauren García

Letraherido ferviente de sangre y castigo.

Sobre este blog de Cultura

Este espacio aboga por la inmediatez de la poesía y la literatura. Una apuesta por la creación poética como parte inherente del mundo; la propiedad insalvable de la voz en esencia pura e incorruptible.


Archivo

  • 27
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    El vuelo del ser en Vicente Gallego

     

    Recién llegado a las librerías está "Ser el canto", el último libro de Vicente Gallego, (Valencia, 1963), galordonado con el Premio Generación del 27. Obra que se suma a la laureada trayectoria de Gallego, primero cercano a la denominada poesía de la experencia, para encontrar, finalmente, una voz depurada, reflexiva y de celebración vital, como buen discípulo de Francisco Brines. "Ser el canto" contiene 50 poemas, Antonio Moreno apunta en la contraportada que "La noche iluminada de los primeros cantos del libro conduce a una luz oscura de tan clara, en una plena coincidencia de opuestos que halla en la paradoja la mejor forma de expresar una verdad inasible". El poeta se refleja en la naturaleza con un ser que trascenciende, partícipe de sus hieles y mieles. Artesanía contra el dolor. 

     

     

     

    CANTO I

     

    ¿Cuándo tuvo comienzo?

     

    ¿Lo hallaré en estas flores,

    si no he de terminar de hacerlas mías,

    si sé que ellas me quieren y me saben

    afectísimo suyo desde siempre?

     

    La nitidez del mar,

    las arenas de oro bajo el sol,

    ¿en qué fecha nos hacen jubilosos?

     

    He mirado en la noche, nunca estuvo

    tan cierta de su luna y sus amantes.

     

    ¿Cuándo tuvo principio

    mi amor por cuanto amo? ¿Fue primero

    amar, ser el amor,

    fue primero cantar o ser el canto?

     

     

    CANTO XVI

     

    Aunque aprendí que el cielo queda arriba,

    que el cielo es lo de abajo, que la noche

    no es agua de beber,

    con levantar los ojos

    tengo un pozo cavado, tengo fiebre,

    bebo a cántaros noche de la mar.

     

    Aunque casi cualquiera

    te dirá que las cosas

    no pueden ser así, que nunca dieron

    las brujas para tanto, mira el iris

    del ojo ya en el pozo, sé la luna

    enterrada en lo alto, date agua

    de noche que beber, y di que cómo,

    que por qué no podría

    ser la noche nocturna, y que la beban

    en un pozo los cielos de la mar.

     

    CANCIÓN XXX

     

    Entra a gatas la luna por umbrales

    de puertas y de almas, se prodiga

    quebrando tragaluces.

     

    Ah, noche del vivir,

    oscura en los rincones, tan profunda

    de alcances.

     

    La luna de los huertos y los patios,

    la blanca quieta cima del misterio

    está dando en el clavo de este mundo.

     

    ¿Quién aprieta la punta

    de conmoverse así casi por nada?

     

    Con su voz de azafrán canta la noche,

    los luceros se parten la camisa.

     

    VICENTE GALLEGO-"SER EL CANTO"-VISOR-2016

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook