Blog 
POESÍA DESBOCADA
RSS - Blog de Lauren García

El autor

Blog POESÍA DESBOCADA - Lauren García

Lauren García

Letraherido ferviente de sangre y castigo.

Sobre este blog de Cultura

Este espacio aboga por la inmediatez de la poesía y la literatura. Una apuesta por la creación poética como parte inherente del mundo; la propiedad insalvable de la voz en esencia pura e incorruptible.


Archivo

  • 05
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    La elegante sobriedad de José Luis Argüelles

     

    Tras la publicación de "Las erosiones", que fue Premio de la Crítica de la Asociación de Escritores de Asturias, José Luis Argüelles se ha tomado el tiempo exigible y apremiante para congraciarse con la poesía, como nos muestra en estos poemas. Crítico de arte y literario, de los que rezuman amor por el oficio, pues se declara: "lector antes que periodista", su antología de poetas en asturiano "Toma de tierra" es una prueba representativa de todo ello. Sus poemas apuntan a la concisión de la exactitud, a medir con serenidad la sobriedad elegantemente. La llama de estar vivo. 

     

     

     

     

     

    COLLIOURE

     

    Íntimo camposanto

    por el que van los días

    con sus sombras y pájaros.

     

    Vida y muerte abrazándose,

    ceñidas en sus horas

    por lápidas o nombres.

     

    La tumba del poeta,

    bajo el sereno cielo

    y el barro leve, espera.

     

    La eternidad es esto:

    No añorar nada, acaso

    la luz de un limonero. 

     

     

    UNA LECTURA DE GOETHE

     

    Mucho antes que nosotros

    lo supo Goethe,

    olímpico en su noche.

    ¿Cómo soportar la vejez

    sin un poco de amor

    o algo de gloria?

     

    REUNIÓN

     

    He vuelto a este valle de los días quebrados

    y a la ciudad de niebla que allí sigue

    como marca de hollín, junto al río ceniciento.

     

    He vuelto para verme niño que busca a Dios,

    o joven por la irremediable noche sin nadie,

    hombre que sobrevive a las canas y el tedio.

     

    He vuelto para ver los osarios del entonces.

     

    Abracé al niño, al joven, al hombre casi anciano.

    Ellos sólo lloraban, sin dejar de llamarme:

    "Tú que has sido nosotros, serás como este frío". 

     

    JOSÉ LUIS ARGÜELLES- POEMAS INÉDITOS

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook