Blog 
POESÍA DESBOCADA
RSS - Blog de Lauren García

El autor

Blog POESÍA DESBOCADA - Lauren García

Lauren García

Letraherido ferviente de sangre y castigo.

Sobre este blog de Cultura

Este espacio aboga por la inmediatez de la poesía y la literatura. Una apuesta por la creación poética como parte inherente del mundo; la propiedad insalvable de la voz en esencia pura e incorruptible.


Archivo

  • 07
    Junio
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Oviedo

    LA ENTEREZA EN EL CANTO DE JOSEP M.RODRÍGUEZ

    Bajo el título de "Sangre seca" nos llega la nueva entrega de Josep M. Rodríguez, (1976) , Súria (Barcelona). Un poemario que afronta con solvencia la búsqueda ferviente de encontrar la poesía para modelar la verdad frente al vacío acumulado, como afirma rotundamente: "El deseo es un verbo,/ tiene plumas de ave migratoria,/ me lleva a tu calor". Desde la riqueza expresiva se arrincona a la nada para hacer del mundo y la literatura un poema habitable. Por "Sangre seca" pasan Sylvia Plath, Elisabeth Bishop, Robert Lowell o García Lorca para introducirse en el argumento de los versos y cimentarlos. Nadie mejor que Joan Margarit, autor del epílogo, subrayando: "Josep M. Rodríguez necesita llevar el mismo nivel de precisión a todos los rincones y etapas del poema. De sus primeros esbozos a sus últimos retoques, tanto a lo que se refiere al fondo como a la forma, todo a la vez, como si el poema fuese un navío de extraña y heterogénea tripulación, que trabaja a la vez pero que ni siquiera se conoce, siempre con el objetivo de lograr una travesía de mínima distancia y máxima velocidad que permite alcanzar ese lugar que sólo conoce el poeta, pero que resulta ser, precisamente, el lugar al que deseaba ser llevada la persona que lee el poema". El paso del tiempo hablando en silencio. La entereza en el canto.

     

    TUMBA ABIERTA DE UN NIÑO

     

    Despiertas

                     y estás dentro de un alud,

    sepultado en su luz blanca, de nieve.

     

    Ficticia sensación de empezar algo nuevo,

    como un cuentakilómetros

    que da toda la vuelta.

     

    ¿Y tu niñez,

    su fábula de fuentes?

     

    Cada día que pasa, los objetos

    van ganando más peso o densidad.

    El tiempo. La memoria.

    Los buitres, que construyen

    en tus ojos

                    su nido.

     

    Ficticia sensación de estar echando tierra

    sobre el féretro de alguien que no ha muerto.

     

    Poesía,

    sangre seca.

     

    ANOCHECER EN TRES TIEMPOS

     

    El mar

             gris y con pliegues

    tiene piel de elefante.

     

    En la orilla, las barcas regresadas:

    se balancean,

                        chocan entre sí,

    igual que mis recuerdos.

     

    Qué habré olvidado hoy,

                                        porque no hay día

    que no ceda algún nudo

    y una pequeña parte de mi vida

    avance así

    camino del Leteo,

     

    donde me reuniré de nuevo yo,

    completo

                  al fin.

     

    Me gustaría saber qué olvido ahora,

    en este mismo instante,

    mientras va oscureciéndose la carne

    necrótica del día.

     

    Brota una luna moteada y sucia

    como de hongo.

     

    Tampoco duerme nadie por el cielo.

    Nadie. Nadie.

     

    Una gaviota ciega es el futuro:

     

    lo que crees intuir

    sólo es sombra.

     

     

    ANTES Y DESPUÉS

     

    La vida es una casa donde solo hay jardín.

     

    Crecer a la intemperie.

                                     Así fue

    y así será por más que te resistas.

     

    Nada puede cambiar:

     

    tus raíces son nieve

    sin la nieve.

     

    Un deshacerse puro.

     

    No importa que esta noche

    dolorosa

                 y oscura

    parezca un hematoma.

     

    Si naces fuente, morirás desagüe.

    Nada puede cambiar:

     

    el amor delimita igual que el aire.

     

    Los recuerdos son olas,

    siempre vuelven.

     

    Y la muerte deshace.

     

    Antes

    y después.

     

    JOSEP M.RODRÍGUEZ- "SANGRE SECA"- XXIV PREMIO CIUDAD DE CÓRDOBA "RICARDO MOLINA"- EDICIONES HIPERIÓN-2017

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook