Blog 
POESÍA DESBOCADA
RSS - Blog de Lauren García

El autor

Blog POESÍA DESBOCADA - Lauren García

Lauren García

Letraherido ferviente de sangre y castigo.

Sobre este blog de Cultura

Este espacio aboga por la inmediatez de la poesía y la literatura. Una apuesta por la creación poética como parte inherente del mundo; la propiedad insalvable de la voz en esencia pura e incorruptible.


Archivo

  • 12
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    LA VOZ AFILADA DE PIQUERO

     

    La poesía de José Luis Piquero, (Mieres, 1967), desentraña las realidades humanas siendo dueño de una afilada voz muy personal. Con aguda observación y dotes apropiadas de buen contador de historias, es uno de los representantes de la llamada "poesía de la experiencia", término quizás rebundante, quizás impreciso. De escritura lenta, pero precisa, deja pasar un considerable tiempo entre libro y libro. Estudioso y crítico de la literatura asturiana, reside actualmente en Islantilla (Huelva), lugar en el que se dedica también a la traducción: un buen puñado de clásicos ya han pasado por sus manos. En sus versos hay lugar para la llama horadada de la vida, pero también para el destino despiadado de las tinieblas. Nos entrega dos poemas inéditos de su próximo libro. Sin duda, todo un retratista psicológico de personajes; un sondeador de abismos.

     

     

     

    VENENO

    Te estoy envenenando lentamente, cabrón,

    y tú no te das cuenta.

    Mi ponzoña invisible acaricia tus visceras como un beso de Judas,

    los órganos blanquisímos, cada inocente célula.

    Ahora dentro de ti bullen las multitudes, voces que no descansan,

    pequeños dientes ávidos, ñam, ñam.

     

    Tu integridad sucumbe a la carcoma:

    ya no eres santo.

    Se te puede matar.

     

    ¿Te gusta la receta? He ido perfeccionándola

    a lo largo de los siglos. La verdad

    es que tiene bastante aceptación. Todos repiten.

    Veras cuando te ceben con mis cristales mágicos,

    mi sopor clandestino.

    Te vacía por dentro, poco a poco.

    Te libera de todo.

     

    Intenta defenderte. Cualquier cosa

    menos esa brutal pasividad con que anotas los síntomas.

    Te preguntas por qué ya no ves bien, y esos calambres

    como cosquillas tóxicas.

    ¿No sospechas de mí, ni aún estando tan cerca? Abre los ojos.

    Rebautizar el miedo: eso no va a salvarte.

     

    Supongo que era arduo

    asumir que el cáncer puede ocurrirle a uno.

    Cosa tuya es seguir o no alárgandolo. Lucha o ríndete ya.

    Ante Este que es el símbolo absoluto

    y la paz: el Veneno.

     

    DINERO

     

    Lo tuve.

    Y la llave del cofre del tesoro, toda de plástico,

    leal como un amor adolescente,

    con su leve chasquido de sexo maquinista.

    Oh cajeros, banquetes

    del siglo XXI, que no sacian,

    y la hermosura de las Matemáticas.

    Entonces no le hacían mucho caso.

    Era tan mío como mi nariz

    o mi mano derecha.

    El dinero no es sucio ¿Acaso tu mascota o tu bebe son sucios?

    ¡Y hacía cosas, cosas!

    Prodigios cotidianos: un mago de bolsillo.

    Y su música energética, contante,

    era la melodía de un mundo hermoso y lógico.

     

    Ya no lo tengo.

    A veces noto el hueco como una amputación de lo mejor de mí.

    Y es curioso haber sido tan propicio

    y ya no serlo. El nombre de su ausencia

    es Intemperie.

    Ahora sé lo que era

    el dinero: un yo perfeccionado.

    Y otra cosa: un espejo en el que se miraban los demás

    y era a mí a quien miraban, conmovido

    de aprobación, ligero de aflicciones.

    Y el mundo proseguía,

    como las cosas buenas, como lo que rebosa,

    mientras yo abría puertas e iba alegremente a todas partes

    cantando: cuánto, cuánto, no hay problema...

     

    JOSÉ LUIS PIQUERO- POEMAS INÉDITOS

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook