Blog 
POESÍA DESBOCADA
RSS - Blog de Lauren

El autor

Blog POESÍA DESBOCADA - Lauren

Lauren

Letraherido ferviente de sangre y castigo.

Sobre este blog de Cultura

Este espacio aboga por la inmediatez de la poesía y la literatura. Una apuesta por la creación poética como parte inherente del mundo; la propiedad insalvable de la voz en esencia pura e incorruptible.


Archivo

  • 26
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Oviedo

    Los violines de la bohemia en González Tuñón

     

    La incontinencia de un tango rasgando la vida de lírica porteña y denuncia se encuentra en la obra de Rául González Tuñón, (Buenos Aires, 1905-1974). Grafómano infatigable, que ejerció el periodismo y cuya vida,insoslayablemente, ya tiene un hueco en la historia de la literatura: Borges, Neruda, Girondo o Macedonio Fernández,  fueron compañeros suyos. Partidario de la República en la guerra civil española, vivió de cerca y escribió con fruición sobre las insurreciones mineras de Asturias recogidos en la obra "La rosa blindada", cuyos versos apuntan: "Soñabas mediodías apacibles/con hules y manzanas y persianas". No en vano, sus padres emigraron desde Asturias a Buenos Aires. González Tuñón fue, también, viajero inquieto, que recorrió medio mundo y que forma parte de los personajes que escribieron la cultura del siglo XX entre la vanguardia y el compromiso. Dolor y alegría en la guitarra descentrada. El violín que ve partir las gaviotas.

     

     

     

     

     

    LOS MARINEROS DE TOLON

     

    Fue allí donde se amotinaron.

    Yendo hacia el Norte, pueden verse las aguas, ya

             descansando,

    fatigadas del alta mar, y sobre el lomo traen peces

                muertos,

    botellas con mensajes, ahogados verdes, manos cortadas,

              lámparas vacías.

    Los marineros saben.

     

    Ellos se acuerdan de enconadas luchas entre tifones y

            maremotos,

    de graves, peligrosas discusiones entre vientos y jarcias,

    de encarnizadas peleas entre faros y bitácoras,

    de torneos de tuberculosos acordeones y erizados,

           sarnosos, furiosos

    elefantes marinos.

     

    Los marineros fuman, cantan, beben

    y en los barquitos dentro de las botellas ven mares

           agitados

    y suntuosas sonoras islas remotas

    y remolinos turbulentos y maravillosos remolinos

    y flotas sumergidas los reconocen, los saludan en el viento

            alegre

    de la calle.

    Todas las señoritas de la orquesta han muerto,

    todas están bajo tierra con un violín y una carta,

    los cargadores han muerto, la fondera ha muerto, el

            barbero ha muerto,

    todo ha cambiado

    Sin embargo, alguien puede decir: Allí fue, donde se

            amotinaron.

    Cuidaos, cuidaos.

    Tranquilamente fuman, cantan, beben,

    ellos comienzan la fiesta a la hora en que la ciudad

            duerme.

    Cuidaos, cuidaos cuando la ciudad duerme.

     

    Todas las señoritas de la orquesta han muerto, oh,

    lo sentimos mucho.

    Mañana volveremos por aquí, cuidaos, cuidaos, mañana

                  estaremos de vuelta,

    mañana iremos a buscar a vuestras pelirrojas y robustas

             mujeres,

    cuidaos, cuidaos nuestro viejo amor estallará, nuestro

              viejo odio,

    mañana estaremos de vuelta, mañana comenzaremos la

    fiesta,

    mañana os daremos saludos para las señoritas fallecidas,

    para el barbero, para los cargadores, para la fondera,

               cuidaos, cuidaos.

    Conocemos otras rutas, los dulces ríos navegables,

    los puertos canallas del Sur,

    nuestros hermanos andan por todas partes, estamos

               alertas, alertas,

    sabemos esperar.

     

    Las señoritas de la orquesta han muerto-pobres, qué

           pena, señor mío

    lo acompaño en el sentimiento.

    Los marineros saben cuidaos, cuidaos.

    Dime: ¿alguna vez has bajado a una guardia?

     

    Hablando de otra cosa, voy a fumar sentado en el muelle.

    Volad. volad sobre mí, volad a mi alrededor, oh, gaviotas

               viajeras.

     

    "LA ROSA BLINDADA"

     

     

    POLKA DE LA TARJETA DE CARTÓN

                     

             II

     

    ¿Quién no conoció la gloria

    de matear bajo la parra

    cuando cantaban victoria

    los dedos en la guitarra,

    cuando el mísero colado

    salía por el balcón

    porque no estaba invitado

    con tarjeta de cartón.

     

    "PRIMER CANTO ARGENTINO"

     

     

     

    RIMABAUD

     

    ...¿Pero por qué murió en Marsella

    tan cerca de la luz atrevida del muelle,

    la Canabière, la sopa de pescado,

    las robustas mujeres de la feria

    y el viejo olor que viene de los barcos,

    sin confesar dónde enterró a la poesía

    -como a un pájaro loco- en qué baldío,

    en qué lámpara pura, en qué ventana,

    en qué lluvia crecida con violetas?

     

    Donde el futuro está esperando.

     

    "DEMANDA CONTRA EL OLVIDO"

     

     

    RAÚL GONZÁLEZ TUÑÓN- "ANTOLOGÍA POÉTICA" -VISOR- 1989-EDICIÓN DE HÉCTOR YANOVER          

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook