Blog 
Santi Obaya
RSS - Blog de santiago obaya fernandez

Archivo

  • 18
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    desafiOSOmiedo

     

    Por muchas cosas, pero sobre todo por lo vivido las últimas horas antes de la prueba, para mí no era una carrera cualquiera, era la carrera que estaba esperando todo el año, fue sin duda la victoria más importante para mí de todas las que llevo. Empiezo por el final dedicándosela a todo el grupo que organizó y colaboró en la prueba, no sólo Avientus, los amigos del Fariñentu, de Nembra, del Dubil y muchos más grupos que colaboraron, a todos ellos por hacer posible el carrerón que salió, a pesar de toda las trabas e intentos de boicot de última hora, en especial a los 4 currantes del Desafiosomiedo, Javi, Sergio, Pablo y por supuesto Juan.

    Aunque yo figure como ganador, el regalo fue de Ramón, con el compartí los últimos 30 kilometros, pero sobre todo los últimos 20 donde un corte de digestión, me hizo sufrir como nunca, vomitando, no pudiendo comer ni beber en estas 3horas que duró este suplicio, con calambres de la deshidratación, sudores frios, es increible lo que aguanta el cuerpo. Ramón no solo me esperó y me animó incansablemente, sino que sabiendo lo que significaba para mi ganar, me dejo entrar 1º, todo un detalle que sólo se ve en este deporte y que espero dure muchos años, y qué decir de Ramón, su gesto ya lo dice todo.

    Sorpresón entre comillas, ya que yo sabía que podía del tercero, mi hermano Samu, su primer ultra, ta claro que hay motor.

    La carrera salió de Villar de Vildas a las 7 de la mañana, con las frontales y una temperatura perfecta fuimos adentranos en dirección al Cornón, cumbre más alta de Somiedo, en seguida me quedo solo con uno de los mejores corredores del mundo, nada menos que Miguel Heras, aunque el ritmo es alto voy cómodo y vamos disfrutando del amanacer y del espectacular paisaje, cuando el terreno se pone más pendiente Heras sigue corriendo, espectacular verlo, yo decido caminar, sino no llego ni al puerto, en 1h30 ya estamos en el Cornón. Bajo tranquilo, y el sol de cara amaneciendo me hace una mala jugada enganchándome con una raíz, y dándome un fuerte golpe en la rodilla, curioso es que no me molestara en toda la carrera y lo que me hincho y dolió cuando paré. En 2 horas en el Puerto, muchos ánimos del público, espectacular avituallamiento y a sólo 2 min de Miguel, aunque me da que voy muy rápido voy cómodo. Sigo a buen ritmo la subida al collado Muñón y el rápido descenso hasta el Valle del Lago, apenas pasan unos minutos de las 10, y nuevamente gran animación, allí esta Miguel que se retira. Me lo tomo con tranquilidad, como, bebo, y me cambio de zapas y calcetines. El camino al espectacular Lago del Valle es muy corredero ya aunque voy bien prefiero no calentarme, intercalo el correr y caminar guardando fuerzas, ya acercándome a los lagos de Saliencias, en las interminables y espectaculares praderías de le Vegas de Camayor, veo que se acerca Ramón, bajo un poco el ritmo para que me alcanze, queda mucho y creo que es buena compañía, vamos que si acerté, juntos y en animada charla llegamos a la Farrapona, comemos y bebemos y a buen ritmo subimos a los Bígaros, orgulloso le cuento a Ramón que este tramo de unos 10 kilometros con bajada a Saliencia lo hize este verano con mi familia. La llegada a Saliencias es increible, me emociono, gaiteros, pancartas, mi amigo Marcos ( vaya sorpresa y menudo subidón ), que decir de Laly y Toyos, la euforia me hace cometer un error increible, me bebo 2 vasos de coca cola y un riquísimo arroz con leche, el efecto de esta mezcla creo que ya lo conté, jejeje, creo que no lo volveré a hacer. El final de estos kilometros como ya conté no los disfruté mucho, hasta que ya me vi en Pola de Somiedo, eso sí que no se me olvidará nunca, con el show de los 2 mejores speakers del mundo, Depa y Rubén, amigos, mis niñas sujetando la cinta y con todo un caballero como fue Ramón. Espero y deseo el DESAFIOSOMIEDO 2014 y que nada ni nadie nos estropee este acontecimento en el Paraíso SOMIEDO.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook