Blog 
Santi Obaya
RSS - Blog de santiago obaya fernandez

Archivo

  • 27
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    HASTA QUE SOLO QUEDE UNO GIJON

    HASTA QUE SOLO QUEDE UNO GIJON
     
    El Domingo se celebro en La Providencia esta prueba de Ultra-Resistencia que lleva la firma del corredor y amigo Lolo Diez.
    Se trata de dar vueltas alrededor de un circuito señalizado de forma que vence quien queda solo, ya sea por retirada del resto de participantes o porque consigue doblarlos a todos.
    El año pasado en enero asistí a esta competición en Ponferrada y me gusto tanto la idea que la traje a Gijón, más concretamente a La Providencia, este año repetimos.


     


     

     
    El circuito conduce a los participantes desde lo alto de La Providencia hasta la Playa de Peñarrubia, saliendo hacia el lado izqdo y entrando por ese acceso a la playa. Desde ahí se atraviesa todo el “arenal” hasta acceder a las escaleras que nos conducen en brusca subida hacia el punto de partida. Son 1,8 Km y casi 250 metros de desnivel acumulado en cada una de las vueltas.

    El día amanece asturiano 100%, y tras sonar el despertador enseguida uno se da cuenta que no es un día más, los nervios están en el estómago, y es que esto de competir y organizar…

    Ponemos todo a punto, cogemos el material necesario y nos vamos para la Providencia.
    Allí esperan los más madrugadores pero enseguida aparecen todos, y poco a poco, sin prisa pero sin pausa, se empieza a montar todo, al mismo tiempo que el móvil no deja de sonar. Son muchos los que no consiguen llegar al lugar de salida y esta hora hasta el inicio de la prueba se hace más que estresante. Aún así, ese estrés te hace sentir vivo, y aún más vivo el buen ambiente que reina en este tipo de pruebas, es un lujo poder contar con todos los que allí estuvieron, y con algunos que por unos u otros motivos no pudieron compartir esta mañana “¿montañera?”.

    Son las 10,30 y está todo montado, los arcos de Powerade y Gijón presiden la zona de salida, y varias carpas y pancartas de nuestros colaboradores visten de gala el alto del Parque, “minado” de banderines de nuestro patrocinador que hacen la función de marcar la prueba para que nadie se nos pierda.

    Al mismo tiempo, prensa y televisión acuden al evento, lo cual no es casualidad, y “fijos” en estos eventos como Rodrigo Vallina están preparados cámara en mano para hacer un reportaje que seguro gustará a cuántos estuvieron en el evento. Otros, como Blas o Chon cambian por un día playeros por cámara, y amigos y miembros del equipo como Marta, Gelu, Jandro, Fer, Iborras…acuden para ayudar en todo lo que sea necesario, y eso se agradece.


    Llegan también nuestros patrocinadores de Quitafrio para el evento, a los que agradecemos el apoyo, y entre saludos, fotos, anécdotas y demás a las 10,30 se da la salida con uno de esos petardos que ya son conocidos en nuestras pruebas y con un Rubén “Nembra” en la megafonía al que hay que darle las gracias por su presencia, es un crak.

    La primera vuelta es como en Fórmula 1, de reconocimiento, para poner a punto la maquinaria y ver el circuito. Se inicia en bajada, muy cómoda hasta llegar a una zona de escaleras que nos llevan hasta la arena y en las que debemos tener cuidado. Al llegar a la playa vemos que la marea aún no ha bajado del todo, pero por suerte no nos impide poder atravesar toda la playa y conseguir llegar a las escaleras que nos suben.
    Tras esta vuelta, salida lanzada y todos a correr, se pensaba salir con calma pero es imposible, nos ponen un dorsal y todo cambia, nos volvemos auténticos perros de presa y los ritmos se aceleran.

    En 5 vueltas vamos juntos un grupo de varios corredores donde están Juan, Lolo, Adam, José y yo, seguidos muy de cerca por varios corredores, entre los que está Fran Piñera, que viene mermado por una gripe que le ha dejado fundido.
    A partir de aquí la marcha se acelera ligeramente y tras varias vueltas en compañía de Juan y con Fran a pocos metros se rompe la carrera por completo. Fran acelera y aguanto la envestida como puedo.
    Es de agradecer la valentía de Fran, y la raza que tiene, sabía que no estaba bien pero aún así tensó la carrera todo lo que pudo.
    Al mismo tiempo que ocurria esto, Mariam conseguía doblar a Eva primero y Graciela después y hacerse con la victoria en esto. Es un lujo tener en un club de corredores de montaña más de 5 mujeres, y los fichajes de este año prometen.
    En el apartado masculino poco a poco se iban doblando corredores  Fran y yo manteníamos un fuerte ritmo inalcanzable para el resto de participantes, así que cada uno a su ritmo y a disfrutar de la carrera, sobre todo al llegar al alto repleto de amigos que animaban, insisto en que es un lujo contar con toda esta gente.
    Tras varias vueltas, parece que Fran ha gastado toda su munición y pasadas las 12 vueltas decide poner fin a su andadura, quedando solamente Juan y yo en carrera.
    Poco a poco voy  cogiendo terreno y en la vuelta 18, con casi 30 km en las piernas y 2h45’ entramos juntos en meta, ganando en casa por 2º año consecutivo.

    Tras la carrera, espicha, podium, premios, sorteo de un par de entradas en Las Caldas y un sin fin de historias, comentarios y risas que cierran una mañana de aquellas que uno quiere repetir cuánto antes.
    Siempre animo a la gente a que acudan a ver o participar, a veces quizás parezca un poco pesado, pero cuándo uno está allí y ve el buen ambiente que se respira se acuerda de lo bien que lo pasarían aquellos que no están.

    Estamos en febrero y tras varias quedadas y la Raquetada éste era el primer evento “serio” que organizabamos, y creo y espero que todos hayan salido contentos.
    Gracias a todos, que hayáis pasado un buen día!!!
    Prosima parada la que sin duda es una de las carreras mas importantes del año ALTO SIL
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook