Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 18
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CÁNCER DE MAMA: SE PUEDE

     No puedo dejar de pasar esta jornada. Mañana se celebra el Día Internacional del Cáncer de Mama. Un día especial para mí. Un diagnóstico que me ha perseguido y torturado desde hace 31 años, desde que ella se fue. Tengo antecedentes y, por lo tanto, me tengo que hacer revisiones, como deberían hacer, por cierto, todas las mujeres cada año. Hace años, en cada revisión, en cada mamografía, tenía que tomarme un ansiolítico para afrontar una espera que recuerdo como si fuera hoy mismo, cuando a ella la estaban explorando. Viendo cómo en un primer momento alguien le diagnosticó aquel bulto como una inflamación. Cuando había pasado más tiempo y volvimos, las cosas eran distintas. Recuerdo al médico, su cara, las preguntas, cuando solo tenía 47 años... ¿Ha tenido antecedentes de cáncer de mama? Sí, claro. Recuerdo la absoluta angustia hasta recoger sus resultados, esos que hablaban de carcinoma... Me veo leyendo la palabra metástasis en el informe. No quería creerlo, no podía. Pasaron años de espera, observando cada movimiento, cada queja, cada síntoma. Cada revisión, esperando siempre aquella permanente incertidumbre. Rezar para que la enfermedad le dejara ver a su primera nieta, a la que sobrevivió solo tres meses. Aquellos que me leen y que han pasado por procesos semejantes saben lo que se pasa, no se puede describir con palabras. Mis hijos no entendían mi cancerofobia, porque no lo habían vivido. Pero yo sé que lo que me ha pasado a mí le pasa a mucha gente que ha vivido cerca, y de forma temprana sobre todo, estos procesos. Ellos saben lo traumatizados que nos quedamos los del alrededor. Es un pánico absoluto a la incertidumbre, a cada prueba, a cada revisión, a cada síntoma de cualquier cosa, porque creemos que todo puede ser cáncer... No solo nuestro, sino de todos los que nos rodean, de los que queremos. Todo puede ser un síntoma mortal y vives en una continua angustia, que Dios, la vida, va serenando con el tiempo. Creo que Él es tan sabio que te va dando paz, cuando es más probable que la enfermedad aceche, a ti, a tus seres queridos, a medida que vas cumpliendo años. Vas viendo gente a tu alrededor y simplemente aceptas que la vida es para vivirla cada segundo, sin pensar en mañana. Quizás por eso yo lo he aceptado, y cada año voy más tranquila a mis revisiones. Hoy hablo del cáncer de mama con total naturalidad. Ahora ya no necesito pastillas, ni pienso que todo se acaba. Este año hacía dos años que no iba porque "no había tenido tiempo" (última vez, lo prometo) y aún así, iba tranquila. Aunque, como en esta ocasión, tras la mamografía, me digan que tienen que hacerme una eco. Hace años, esto me descomponía. Ahora no. Creo estar preparada y sobre todo confiada y optimista. Hoy, un cáncer de mama no tiene por qué ser letal como lo fue para mi madre, que no había hecho una revisión en su vida. Hoy puede curarse, hoy puede prevenirse. Y este es el mensaje que quiero mandar a todas aquellas mujeres y hombres que me leen. A ellos, para que estén, como el mío, pendientes de mis revisiones; a ellas para que sepan que hoy el cáncer de mama es cada vez más una enfermedad crónica y para que difundan este mensaje entre todas las mujeres: revisión y prevención. El cáncer de mama se puede curar, hoy ya no es una sentencia de muerte.


     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook