Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 24
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CARNAVAL, CARNAVAL.

     Que lo respeto todo. Que insisto que con la edad, cada vez me vuelvo, que paradoja, en vez de más intransigente, mucho más tolerante. Creo que es el espíritu zen que me inculcan mis hijos, que me ven siempre estresada e insisten en que eso: zen. Pues zen me he puesto. Porque dado que no están los tiempos para escapadas largas, pues me tengo que quedar en carnaval, antroxu, mucho mejor, en mi ciudad. Con lo cual voy a tener que tragarme el jolgorio quiera o no quiera, aunque siempre me queda la opción de no salir que es lo que suelo hacer. Recuerdo un año que nos fugamos huyendo como casi siempre intentábamos hacer de la celebración del año, a Oporto. Y yo creo que el karma que diría mi hija, nos castigó. Porque nos fuimos a un hotel, donde en los salones se celebraba una fiesta de carnaval que no nos dejó dormir en toda la noche, con lo que nos dimos cuenta de que concretamente en Oporto, también festejan por todo lo alto las fiestas del despiporre. O sea, que a mí, no me importaría por ejemplo, ir de invitada a un carnaval de Venecia, por ejemplo. Con las máscaras, vestidos de época y a ser posible en un palacete y vestida de época. Es más, me encantaría. Pero de eso, a ver señores peludos, con tetas, culos, o frailes enseñando a su paso en los desfiles, delante de los niños, un gigantesco atributo masculino, pues que no. Que recuerdo,concretamente en esa ocasión que aquí el padre de mis hijos me tuvo que coger, porque mis niños eran muy pequeños y a mí lo que me pedía el cuerpo era cortarle a él, el susodicho ( miembro, digo). Es que no puedo, de verdad, porque además el alcohol hace de las suyas y los adultos disfrazados se ponen, muy, muy pesaditos. ¿ a que no me conoces? ¿ oye y tu por qué no vas disfrazada? Hija, te voy a confesar, etc, etc...que me repatea no saben cuanto y como. Porque eso tenía sentido cuando nadie podía saltarse las normas, cuando todo era incorrecto, y cuando había represión. ¿ pero que sentido tiene ahora burlarse de la iglesia, si lo hace todo el mundo? ¿ si tenemos un programa diario que es obsesivo, en la sexta y en otras muchas cadenas, en las que la mofa de la religión católica, de todo lo sagrado es constante? ¿ hay que travestirse porque está prohibido, penado? ¿ hay que disfrazarse para burlarse de todo y de todos? Yo creo que no. Ya no es necesario. Me encanta ver a los niños disfrazados, aunque siempre pensé que se podía poner otra fecha, para que no cogieran el catarro del siglo, porque insisto, carnaval, como tal, ya no tiene sentido. Por definición el carnaval es un período de permisividad y cierto descontrol, antes de la cuaresma. O sea ya no hay ni cuaresma, y la permisividad y el descontrol existe todo el año...es decir, el carnaval no tiene sentido.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook