Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 08
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Depresión postvacacional

     Bendita vuelta a la rutina. Bendita depresión post vacacional, porque eso querrá decir, que has tenido vacaciones y por lo tanto trabajo, lo que hoy en día, todos sabemos que es un privilegio. El otoño, aunque no estacional, se nos ha echado encima. Bruscamente, haciendo que los besos salados, el sol sobre la piel y las sidras con risas parezcan casi, casi un sueño lejano. Un verano lleno de sol y de calor. Un verano de los que necesitábamos para sentir al menos que estamos vivos, que puedes pasear sin la agobiante compañía de este paraguas que ha sido una prolongación del brazo todo el invierno pasado. Y aunque como casi siempre he tratado de desconectar no lo he conseguido. Me he acordado de ustedes. Mucho. Cada vez que recorro la antes avenida del muro, algo que tengo que hacer diariamente , veo como el día menos pensado se me cae un niño de la bici y lo atropello ( de los dos o tres que circulan por el carril obviamente), mientras trato por todos los medios de controlar mis nervios por el turismo que circula delante paseando a 20 km por hora y yo que  no llego a mi trabajo; se me agolpaban  las palabras para estos artículos cuando en plena feria, semana grande, etc, los atascos eran monumentales y cuando la opción del  servicio público de transporte  es perder uno y esperar otros 20 minutos para coger el siguiente , teniendo en cuanta además que en horas punta, o sea cuando la gente se va a currar o a la playa en verano, nuestros autobuses  son algo así como  el camarote de los hermanos Marx, en el que como mínimo tienes  que hacer auténticos “castell” para poder entrar. Exactamente lo mismo que pasaba en  nuestra playa, en la que ni las torres humanas libraban a los veraneantes de mojarse con cada subida de marea,  en esa playa que desde luego ya no es la mía. Un orgullo sin duda, haber salido en los informativos nacionales, por no tener arena y llegar el mar  hasta  el chiringuito de las hamacas, ya no de las casetas, esas  que formaban parte desde tiempos inmemoriales  de S. Lorenzo, y que ya son una mera anécdota en las papeleras. Así que yo  simplemente me he limitado a emigrar a otros arenales del concejo porque mi maravillosa playa ha dejado de serlo por la ineptitud de unos y otros.

    Por otra parte  un verano tranquilo. Y aunque he tratado de no escuchar demasiado las noticias, Bárcenas, Undargarín y los Eres  me han perseguido todo el estío; he pasado por Santiago y he llorado en su catedral pensando en todos aquellos que lo han hecho por sus seres queridos; he tenido a todos mis cachorros juntos por unos días lo que me ha hecho inmensamente feliz y he logrado leer algún libro que no sea de mi trabajo, así que mi resumen estival no ha sido negativo, aunque este año haya tenido menos vacaciones que nunca, porque la crisis está ahí y hay que trabajar como siempre digo: mucho más por mucho menos.

    Y empieza el nuevo curso y aquí estoy otra vez. Con el propósito de seguir comunicándome con ustedes, riendo y llorando juntos, polemizando y enfadándome, pero siempre disfrutando de esta tormenta de ideas, que limpia el aire y mi alma… esta tormenta que he echado de menos y que se desata hoy nuevamente. Les agradezco de todo corazón que me dejen verter rayos, truenos y relámpagos…porque lo maravilloso es que  siempre… después de la lluvia viene el sol.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook