Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

ISABEL MENÉNDEZ BENAVENTE

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 06
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    DIGNIDAD

     No me puedo resistir. Sé que han corrido ríos de tinta y que lo que voy a escribir, para variar, será políticamente incorrecto. Pero a estas alturas de mi vida, ustedes saben que eso me importa más bien poco. Lo de la manifestación del sábado que por cierto me pilló trabajando en Madrid, aunque huí a tiempo, ha revolucionado los medios de comunicación, las  tertulias políticas y los variopintos programas e informativos que hablan sin parar de los violentos que desde luego no pertenecen a la ciudadanía pacífica que ha ido a defender su dignidad. Pues me imagino que no. El problema es que los que van tienen que saber, porque lo saben, que entre ellos siempre hay quien va a lo que va. Y si se observan bien los vídeos, y yo los he visto muchas veces, se ve perfectamente como al final de la manifestación, pero aún con muchos que defendían su dignidad, había encapuchados y gente que comenzaba a ser violenta. Y es complicado que a mí, que estaba al otro lado de Madrid, porque sé lo que pasa, me hubiera tocado ni un policía. Porque sé que las manifestaciones hoy en día, nunca son pacíficas, y creo que todo el mundo lo sabe. Y el que diga lo contrario miente. Pero claro si a uno le toca un porrazo (que no pelotas de goma por Dios, que están prácticamente  prohibidas), pues va y habla de brutalidad policial. Porque él no estaba haciendo nada, solo el chico de al lado, había levantado un adoquín para tirarlo a los policías que tenían que devolver flores no vaya a ser que les llamen represores. Y el policía tenía que pararle en medio del acorralamiento y preguntarle... ¿caballero es usted quien nos está tirando pedradas, petardos, llamándonos asesinos, y tratando de conseguir el casco y alzándolo como un trofeo, para luego patearme la cabeza? Y en caso afirmativo, pues decirle que eso no se hace, que comprende que tiene que defender su dignidad como el que más, y que tiene todo el derecho ¡¡¡ no faltaría mas!!! Pero verá. Es que la dignidad también la tienen ellos, los policías, esos que cobran 1300 euros al mes, y se tienen que pagar los guantes para protegerse y tienen que enfrentarse acorralados a un montón de gente que trata literalmente de lincharlos, mientras los mandos dan orden de no actuar contundentemente porque claro luego “la progresía” de este país se echaría las manos a la cabeza; esa misma progresía que tiene forradito  el riñón como mi amigo de la sexta, al que evidentemente se la refanfinfla la dignidad de los demás porque la suya la tiene más que cubierta. La dignidad es algo que no tenemos que defender ante nada ni ante nadie. La dignidad nace y muere con uno, empieza por uno mismo, seas obrero o empresario..., hace que te mates por trabajar en lo que sea, en lo tuyo, lo mejor que puedas, aunque sea con menos sueldo, porque por desgracia es lo que nos han dejado, los anteriores y estos, y todos los demás. la dignidad hace que creas no que destruyas. Dignidad para todo y todos. Y no se consigue por muchas manifestaciones que uno haga. Va en el ADN. Y una marcha que elige como portavoz a un tipo como Diego Cañamero y Willy Toledo, tiene de todo menos dignidad.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook